Para financiar la compra de votos en del Estado de México, y para la promoción presidencial hacia 2018 de Miguel Ángel Osorio Chong, se usaron 702 millones de pesos de la llamada Estafa Maestra.

Así lo denunció Emilio Zebadúa en un testimonio rendido el pasado 19 de octubre ante la Fiscalía General de la República (FGR), en el que agregó que el dinero salió de contratos suscritos con instituciones educativas de Sonora y Quintana Roo.

Zebadúa, ex Oficial Mayor de la Sedatu y la Sedesol y testigo colaborador de las investigaciones de la Fiscalía a cambio de inmunidad legal, también dijo que se pagaron campañas de promoción personal de Enrique Peña y Rosario Robles.

El testimonio señala que “La mayoría de los convenios fueron utilizados por las áreas de Comunicación Social y la Oficina de la Secretaria para dos fines políticos particulares: (1) campaña de promoción de la figura del Presidente de la República Enrique Peña Nieto, de la figura de la Secretaria María del Rosario Robles Berlanga y del Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en búsqueda de posicionarse para la candidatura Presidencial en 2018; y (2) para contar con recursos para la propaganda y movilización en elecciones estatales, significativamente la del Estado de México en el 2017”, , según publicó el diario Reforma.

El ex funcionario señaló que para desviar los recursos, se firmaron convenios con el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social y con Televisora de Hermosillo.

Por las dependencias federales signaron Luz María Orozco Quiroz, en el primer caso, y Gustavo Rodríguez González, en el segundo.

Zebadúa aseveró en su testimonio que el dinero se entregó para empresas subcontratadas por el publicista Juan Carlos Limón, director de consultoría y estrategia política ByPower, quien operó las campañas de Peña, Robles y Osorio.

También dijo  que le consta que a finales del 2016 y hasta mediados del 2017, al menos en 6 ocasiones recibieron y se resguardaron “fuertes cantidades de dinero en efectivo” en las oficinas de Rosario Robles

“Después fue enviado a distintos puntos del Estado de México, durante el periodo electoral de campaña para Gobernador en esa entidad”, aseguró.

“Fue para la compra de votos y operación electoral”, precisó Zebadúa. El candidato era Alfredo del Mazo, actual Gobernador de la entidad. Zebadúa ofreció a la Fiscalía presentar a varios de sus ex colaboradores en la Sedatu y la Sedesol para corroborar ante el Ministerio Público Federal la información proporcionada y “robustecer” las investigaciones.

Emilio Zebadúa ofreció el testimonio buscando un”criterio de oportunidad”, es decir, ser testigo colaborador de las investigaciones de la Fiscalía a cambio de la inmunidad legal en la trama de la Estafa Maestra.