José Refugio Alejandro León Flores, el juez que no debió serlo, deberá ser restituido en su cargo como Juez Penal de Cholula, a pesar de que ejerció durante casi 30 años sin estar titulado y de haber falsificado sus documentos educativos: título y cédula.

El portal LADO B  reportó que el Juzgado Cuarto de Distrito decidió amparar (folio 520/2020) a León Flores ante la resolución del Consejo de la Judicatura local y ordenó, además, detener la investigación en su contra en la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) por la falsificación de documentos oficiales.

Desde la perspectiva de Blanca Alicia Lugo Pérez, jueza del Cuarto de Distrito, se tiene primero que verificar si el delito por el que fue cesado León Flores ya prescribió: “En la nueva resolución deberá realizar un estudio de la prescripción de su facultad para separar al quejoso del cargo de juez de primera instancia”, se lee en el extracto publicado en la página del Consejo de la Judicatura Federal, el 17 de noviembre, aunque la sentencia fue emitida desde el 13 del mismo mes.

Amparo Juez by reportero econsulta

En síntesis, lo que la jueza plantea es que el Consejo de la Judicatura de Puebla vuelva a analizar el caso y revise primero si es que el delito ya prescribió o no, y sobre eso emita una nueva resolución. Mientras tanto, León Flores debería regresar al cargo, y se le deberá pagar el salario que dejó de percibir el tiempo que fue destituido.

Hasta el momento, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) no ha fijado postura al respecto sobre las acciones a realizar, pues aún pueden buscar que la sentencia sea revisada por un tribunal colegiado.

Un juez sin título

LADO B documentó a través de una larga investigación que José Refugio Alejandro León Flores, si bien cursó la carrera de Leyes en la Universidad Autónoma de Puebla entre 1977 y 1982, y presentó su examen profesional el 8 de diciembre de 1987, nunca se tituló.

Eso no impidió que el 1 de julio de 1989 el TSJ lo nombrara juez interino por un plazo de seis meses, y después lo ratificara como juez de primera instancia de forma permanente.

León Flores llegó al TSJ sin título de abogado ni cédula profesional, pues no había realizado los trámites necesarios para ello, y para cumplir con la normativa falsificó sus documentos.

A petición expresa de este portal, el TSJ entregó una copia simple del título que León Flores presentó en su momento, y aseguró que la cédula profesional “no obraba en el expediente” laboral. En respuesta a una solicitud de información, la BUAP ratificó que el título era falso: “no se encontró registro de la expedición de Título Profesional de fecha 4 de octubre de 1990”.