El tenista Rafael Nadal, de 34 años y considerado el nº 2 a nivel mundial, vio cerca la derrota pero se negó a caer ante Feliciano López, de 39 años y nº 64 ATP. El veterano español llevó al límite a su compatriota, quien respondió como uno de los grandes al remontar el partido para ser el cuarto profesional que firma las mil victorias en el circuito masculino.

Sumaba más de un año que Nadal no competía en indoor y pista dura desde la conquista de la Copa Davis en la Caja Mágica, precisamente frente a un Feliciano más rodado y que había disputado ya un partido en el Accor Arena batiendo a Filip Krajinovic por 7-6 (13-11) y 6-1.

Rafael Nadal sufrió para adaptarse a los nuevos elementos, aunque mostró que aún tiene la fuerza mental de su decimotercer Roland Garros del pasado 11 de octubre, yendo de menos a más para acabar doblegando la resistencia de su amigo y terminar por imponerse por 4-6, 7-6 (7-5) y 6-4 en 2h.30’. En total, logró hacer 16 ‘aces’, una barbaridad incluso para él.

Para este jueves, sobre las cinco de la tarde, Nadal tendrá una cita inédita con el australiano Jordan Thompason, quien también levantó un partido adverso ante el croata Borna Coric, venciendo por 2-6, 6-4 y 6-2.

Entre la frescura de la victoria y el empujón de Roland Garros, Nadal halló el camino para desequilibrar un partido que Feliciano López mantuvo igualado durante una hora y 50 minutos, hasta que el balear forzó la tercera manga dominando el ‘tiebreak’ y conseguir así por fin romper el saque del toledano, justo a continuación, en el juego inaugural de la tercera manga.

Se trató de la única concesión de Feliciano López, que en la séptima bola de ‘break’ en contra se dejó ir. Perdió el saque en blanco, deshinchándose por la pérdida del ‘tiebrak’, aunque le costó aún más caro que la rotura sufrida por Nadal en el juego inaugural de la contienda, nunca dejó de confiar en que podría dar la vuelta a la situación.

Nadal logró ganar por décima ocasión a Feliciano López, que por instantes vio la opción de batir a Rafa Nadal por quinta vez (tercera consecutiva). Pero el toledano conoce muy bien al balear, y ese extra de desborde lo tenía el pasado miércoles el hombre de los 20 Grand Slam y ahora de las mil victorias ATP.