La detección de tomas clandestinas ha ido a la baja en el presente año en Puebla por lo que entre enero y septiembre del 2020 Puebla se ubicó en la sexta posición a nivel nacional con una perforación ilegal a ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) cada 25 horas con 40 minutos, en promedio.

Así lo da a conocer el Observatorio Ciudadano del Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (Igavim) en su informe de robo de hidrocarburo en ductos, elaborado con información de la paraestatal a través de solicitudes de información.
De acuerdo con datos publicados este día, las tomas clandestinas de combustible en los primeros nueve meses del presente año detectadas por Pemex suman 256, es decir, una cada 25 horas con 40 minutos.

Estas cifras ubican a Puebla en el sexto lugar a nivel nacional por abajo de Hidalgo (3 mil 205), Estado de México (828), Guanajuato (490)Veracruz (327) y Tamaulipas (266), entidades que en su conjunto representan el 83.7 por ciento de las 6 mil 416 tomas en todo el país.

En el comparativo con el año pasado Puebla tuvo una disminución sustancial del 80.16 por ciento en el número de tomas clandestinas detectadas, con respecto al mismo período en 2019, pues pasó de 1 mil 320 casos a 256.

Huauchinango encabeza la incidencia
A nivel municipal el Igavim realiza un apartado con los 50 municipios con más casos de tomas clandestinas detectadas en los primeros nueve meses del año, el cual está encabezado por Cuautepec de Hinojosa, Hidalgo, con 636 tomas en el periodo mencionado.

Por lo que hace a Puebla, el único municipio que aparece en la lista es Huauchinango donde la paraestatal reportó la localización de 95 tomas clandestinas, mientras que los municipios con menos tomas fueron Corregidora y Pedro Escobedo, con 30, ambos en el estado de Querétaro.