Un grupo de delincuentes asaltó las oficinas del asesor político y ex diputado Eric Cotoñeto Carmona, ubicadas en la colonia Bellavista, en donde golpearon al personal para después darse a la fuga en motocicletas, además de robar una camioneta que estaba en el lugar.

Los hechos ocurrieron la tarde de este jueves cuando al menos cuatro sujetos llegaron en motocicletas deportivas hasta el inmueble marcado con el número 2534 de la Segunda Calle de Mariano Echeverría, entre la 25 y 29 Oriente.


De acuerdo con lo captado por las cámaras de seguridad de esta privada, la cual incluso cuenta con reja de seguridad en ambos extremos, los sujetos entraron al inmueble que funge como oficinas del político y que en algún momento fueron casa de campaña del ahora gobernador Miguel Barbosa.
 


Una vez adentro sometieron a los trabajadores que ahí se encontraban golpeándolos con las cachas de sus armas de fuego, para después apoderarse de por lo menos una camioneta, aunque extraoficialmente se indicó que también sustrajeron dinero, celulares y documentos.


Una vez con el botín en su poder los delincuentes salieron de la privada y se dieron a la fuga en las motocicletas y el vehículo robado, siendo ese el momento en el que los lesionados aprovecharon para pedir ayuda.


De acuerdo con reportes policiales, al lugar llegaron elementos de la Policía Estatal en la patrulla PE-1059, sin embargo ya estaba en el sitio el comandante Francisco Castillo de la Agencia Estatal de Investigación de la Fiscalía General del Estado, quien se hizo cargo de la investigación.
 

 


Los agentes ministeriales se limitaron a señalar que no podían dar información a los agentes de seguridad pública, indicando únicamente que se había tratado del robo de con violencia de un vehículo durante un asalto a casa habitación, y esperaban únicamente el arribo del médico legista para valorar a los lesionados.


Al ser una de las oficinas de los operadores políticos del gobernador Miguel Barbosa Huerta, en el lugar se registró un importante operativo por parte de la Fiscalía General del Estado, cuyos agentes no han reportado la localización del vehículo robado o de los responsables del asalto.