Elementos de la Policía Estatal evitaron que una mujer y sus dos hijas, originarias del municipio de Huejotzingo, fueran víctimas de un secuestro con fines de extorsión, luego de que las dos menores fueron sacadas con engaños de su domicilio para después pedir a la madre 30 mil pesos como rescate.

La Secretaría de Seguridad Pública informó que vía el C5, los uniformados fueron informados que una madre de familia de la junta auxiliar de Santa Ana Xalmimilulco solicitaba la presencia de la policía ya que sus hijas de 8 y 12 años habían sido secuestradas.
De inmediato los agentes acudieron al domicilio de la mujer, quien señaló que sus hijas salieron de la casa sin decir a dónde iban. Minutos después comenzó a recibir llamadas en las que le exigían el dinero que tenía que depositar en una tienda de conveniencia.
Los policías informaron a la madre que era una modalidad de extorsión, por lo que no debía hacer ningún depósito. De inmediato iniciaron la búsqueda de las menores a quienes ubicaron en la misma población sin ningún tipo de lesión, por lo que regresaron con sus familiares.
Cabe señalar que de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el secuestro en la modalidad de extorsión es la que se registra con mayor frecuencia no obstante en lo que va del año solamente se han denunciado 19 casos, en comparación con los 62 del 2019.