La empresa Volkswagen de México anunció que está dispuesta a transparentar la aplicación de recursos dedicados a la innovación y el talento entregados por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y que supuestamente no fueron correctamente acreditados.

A través de un comunicado la armadora instalada en Puebla señaló que su participación en el programa “Estímulos a la investigación, desarrollo tecnológico e innovación” del Conacyt siempre se dio en estricto apego a las normas, mismas que fueron del conocimiento público y estuvieron al alcance de cualquier interesado en participar.

Además, puntualizó que entregó los avances de cumplimiento y reporte final correspondientes; aseguró que la evidencia y documentación de soporte fueron recibidos a entera satisfacción del Conacyt y a la fecha no existe algún requerimiento u observación pendiente de solventar.

“Volkswagen reitera su compromiso de transparencia y cumplimiento legal en el desempeño de sus operaciones, por lo que en esa convicción, queda atenta a cualquier solicitud que pueda formular el Conacyt para esclarecer dudas que existan respecto a los proyectos concretados conforme al programa promovido y operado por dicha Institución (...) Volkswagen de México tiene como principio en su relación con entes públicos la transparencia y la legalidad”, se lee en el comunicado. 

Asimismo señaló que la armadora siempre presentó, por cada proyecto, un protocolo de ejecución con objetivos entregables específicos, sujetos a la evaluación de consultores acreditados por el mismo Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Finalmente recalcó que la participación de Volkswagen de México en el programa de Estímulos a la Innovación del Conacyt ha sido fortalecer las capacidades de investigación y desarrollo de la industria automotriz mexicana, estableciendo sinergias con instituciones de educación superior públicas y privadas, que detonan el desarrollo del quehacer científico y de investigación en este ramo.

Hay que recordar que la empresa, con una de sus sedes en Puebla, fue señalada este miércoles por María Elena Álvarez-Buylla, directora general del organismo, de ser beneficiada con recursos y sin acreditar que el dinero se invirtió en investigación durante el periodo de 2013 a 2018.

En general se expuso que fueron transferidos 41 mil millones de pesos para proyectos al sector privado a diversas empresas y organismos.