El gobierno de Luis Miguel Barbosa Huerta destinó 560.2 millones de pesos para la compra de uniformes escolares, cantidad que implica casi 160 millones de pesos más que los pagados por la gestión del exgobernador interino Guillermo Pacheco Pulido el año pasado, cuando se desembolsaron 400.3 millones.

Ello implica que las prendas que se distribuirán de forma gratuita a alumnos de primaria y secundaria son 40 por ciento más caras este año.

El secretario de Educación Pública, Melitón Lozano Pérez, argumentó que la diferencia radica en que los artículos que se adquirieron este 2020 son de mejor calidad que los de 2019.

De acuerdo con datos proporcionados por el funcionario este martes, el costo unitario de los uniformes, que comprenden falda o pantalón, playera, suéter y zapatos, asciende a 539.45 pesos, mientras que el año pasado fue de 437 pesos ya con IVA.

Hay que recordar que el actual gobierno estatal acusó el 13 de agosto de 2019 a la gubernatura interina de comprar las prendas con un sobrecosto de 30.2 millones de pesos, por lo que presentó denuncias penales en contra de ex funcionarios de esa gestión, como Oscar Chapa Palomeque, quien se desempeñó como Oficial Mayor de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y hoy está preso.

Argumentan mejor calidad

En conferencia de prensa conjunta con el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, el funcionario explicó diferencias entre costos y calidad de las prendas adquiridas en 2019 y 2020, al asegurar que las de este año superan a las de las anteriores.

En el caso de la falda y del pantalón, dijo que son de tela tipo gabardina confeccionada a base de un 76 por ciento de algodón y 24 por ciento poliéster, mientras que el año pasado el material fue 100 por ciento poliéster y registró roturas en los hilos.

En cuanto a los suéteres a entregar son de interlock de acrílico en un 100 por ciento, mismo material que se ocupó el año pasado, aunque expuso que fue de menor calidad porque también registró roturas.

Para las playeras, el material utilizado fue piqué integrado en un 50 por ciento de algodón y el 50 por ciento restante en poliéster, con características como la absorción del sudor y con confort en climas fríos.

El año pasado, cuando se entregaron blusas y camisas, estas fueron confeccionadas a base de popelina, con un 67 por ciento en algodón –un porcentaje más alto que el de este año- y 37 por ciento en poliéster, pero las prendas registraron encogimiento.

Lozano indicó que los zapatos fueron hechos a base de piel con forro porcino y corte vacuno, con una plantilla en acabado y grabado de cerdo, con suela de termoplástico antiderrapante con garantía de seis meses por fallas de fabricación o defectos de calidad.

El calzado del año pasado fue de forro textil con corte sintético, plantilla sintética y presentó fallas de desnivel en el talón.

En 2019 se compraron 1 millón 44 mil 644 uniformes (que incluían suéter, pantalón o falda, y camina o blusa) y 713 mil 220 pares de zapatos, mientras que hoy fueron 1 millón 39 mil 230 conjuntos de vestir y 705 mil 418 pares.

Gastaron más

En cuanto a la contratación de las empresas, el secretario indicó que los procedimientos se realizaron a través de invitaciones a cuando menos tres proveedores, y defendió que no se hayan realizado licitaciones públicas, al señalar que por la pandemia se habrían justificado incluso adjudicaciones directas.

En el caso de las faldas y pantalones, se compraron 513 mil 642 y 525 mil 588 prendas, respectivamente, con la empresa Impulsora Mexicana Textil con un importe total de 155 millones 630 mil 927 pesos y un costo unitario por prenda de 149.76 pesos.

En la gubernatura interina, el costo por cada prenda fue de 100 pesos, según lo expuso el propio secretaría en agosto de 2019, por lo que hay una diferencia de 49.7 pesos.

La administración estatal también adquirió 2 millones 77 mil 506 suéteres y playeras, con la firma Bec Manufacturas S.A. de C.V., con un costo de 274 millones 126 mil 916 pesos, y un precio unitario de 160.31 y 103.59 pesos, en cada caso.

En el gobierno pasado, el costo por cada prenda fue también de 100 pesos, por lo que hay una diferencia de 60.31 pesos.

El secretario indicó que también fueron adquiridos 705 mil 418 zapatos por un importe total de 130 millones 516 mil 438 pesos, que implican un costo de 125.59 pesos por cada par.

El año pasado el precio fue de 171 pesos, es decir, 45.4 pesos más que este año.

El costo total de las prendas en 2020 asciende a 560 millones 274 mil 281 pesos, mientras que en 2019 fue de 400 millones 361 mil 565 pesos. La diferencia es de 159 millones 912 mil 716 pesos que se traducen en un 40 por ciento.

La distribución de los paquetes escolares ya inició esta semana en las coordinaciones regionales para que a su vez estas los repartan a los alumnos.