De cara a una nueva edición del Buen Fin, la más larga desde su creación, el líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM)Leobardo Soto Martínez, informó que las empresas con las que tienen contratos no adelantarán el aguinaldo para evitar que sus trabajadores adquieran deudas.

En entrevista, el líder sindical consideró que adelantar el aguinaldo no es una buena estrategia porque lejos de ser benéfico, para los trabajadores se convierte en un perjuicio a largo plazo pues gastan de más y adquieren deudas difíciles de pagar o que incluso siguen teniendo después de varios años.

Soto Martínez recordó que en las dos primeras ediciones del Buen Fin el gobierno exhortó a las empresas a considerar el adelanto de esta prestación, sin embargo terminó por afectar a los trabajadores, por lo que este año acordaron con los empresarios no adelantarlo y pagarlo hasta las fechas tradicionales.

"Recordemos que los dos primeros años se adelantó el 50 por ciento del aguinaldo y muchos trabajadores se endeudaron y hasta la fecha siguen endeudados, de acuerdo a la Condusef (...) la prestación del aguinaldo se va a pagar, y es el acuerdo que tenemos con los empresarios, los primeros 20 días de diciembre", señaló.

La postura del sindicalista se da luego de que la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco) de Puebla hizo un llamado para que se adelantara el aguinaldo a los burócratas a fin de que puedan aprovechar las ofertas del Buen Fin que se realizará del 9 al 22 de noviembre.

De acuerdo con la Canaco, el Buen Fin podría ayudar a la reactivación económica en la entidad, por lo que aunque las empresas no podrán adelantar aguinaldos, esperan que el sector gubernamental sí lo haga, como ha ocurrido en años anteriores.