Este martes los ánimos se caldearon entre pobladores, deportistas, concesionarios y autoridades auxiliares de la comunidad de Metepec debido a la disputa por el control del campo de fútbol de esta comunidad.

El aviso de la llegada de la policía estatal evitó que este desacuerdo terminara en golpes y es que este campo genera mensualmente una cantidad cercana a los 40 mil pesos, entre la renta del lugar y los permisos a vendedores. Por ello, ahora que está cerca la reapertura de las áreas deportivas en el municipio, comenzó la guerra por él.

“En este momento convocamos a una plática con el presidente auxiliar Francisco Lozano sobre la posesión de ese espacio. Pero el detalle es que no quiere salir a dar una explicación de su mal comportamiento”, dijo Manuel uno de los inconformes.

Y es que aseguran que ahora que está remodelado quiere la autoridad auxiliar el control, pero desde el sismo hasta entonces no hizo caso por hacer nada con el lugar.

El desencuentro sucedió en al medio día de este martes y para las 17 horas ya se encontraban en reunión con la gente de gobernación del estado en el Centro de Integral de Servicios (CIS) en la colonia el León.

Por ese motivo, expuso, una comitiva del pueblo y algunos miembros de la Junta Auxiliar comenzaron a intercambiar, primero, palabras y después algunos empujones en oficinas y en la propia cancha de fútbol.

Al respecto, Francisco Lozano Pérez, presidente auxiliar, señaló que como autoridad están abiertos a escuchar y platicar con todos. Recordó también que el campo es de todos los ciudadanos que habitan esta junta auxiliar.