María N. quien era buscada desde la semana pasada en Atlixco por su esposo, quien la reportó como desaparecida, regresó sana y salva a esta ciudad argumentando que se había ido a Monterrey a trabajar, pero volvió porque su esposo la amenazó con enviar a sus hijos al DIF.

 

Fue a través de redes sociales que la familia de esta joven de 29 años puso sobre alerta a la población atlixquense para conocer cualquier información respecto a su paradero, gracias a esto fue que la madre de cinco hijos se puso en contacto para informar donde se encontraba.

 

Fue entonces cuando José N, de 39 años, su pareja y padre de sus hijos menores le informó que sus hijos podrían quedar en manos del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF). De esta forma logró que regresara a la comunidad de Tenextepec en donde se encuentra el domicilio familiar.

 

Fuentes oficiales informaron que la mujer mencionó que tomó la decisión de salirse de su domicilio el 13 de septiembre pues le habían ofrecido trabajo en una pollería ubicada en Monterrey; además de que ese día tuvo una discusión con su pareja lo cual la motivó a tomar dicho empleo saliendo de su casa sin avisarle a nadie.

 

Mencionó también que se fue acompañada de una amiga, llegaron a Monterrey y permaneció allí hasta la fecha, también informó que comenzó a tener contacto por medio de mensajes con su pareja hace una semana, mensajes en los cuales les informaba que estaba bien y que se encontraba trabajando en Monterrey.

 

Pero decidió regresar a su domicilio, después de que su esposo le mencionara que el DIF vendría por sus 5 hijos si ella no estaba.