Un grupo de científicos de la Universidad de Minnesota (UMN) -en Estados Unidos- lograron hallar rastros del nuevo coronavirus en muestras de agua tomadas de la playa.

Los investigadores, quienes trabajaron en colaboración con la organización Minnesota Sea Grant desde el 4 pasado de julio, han recolectado agua cada fin de semana en ocho playas a lo largo del Lago Superior.

Los resultados no arrojaron presencia del Covid-19 durante las primeras pruebas semanales, pero la situación cambió el pasado 11 y 18 de septiembre.

 

Resultados alarmantes

De acuerdo con Richard Melvin, profesor asistente en el Departamento de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina de la UMN, se detectaron coronavirus de 100 a mil copias por litro.

Esto significa que es 10 mil veces más bajo que los niveles observados en las aguas residuales o la que se desecha por el inodoro y viaja a través del drenaje hasta una instalación de tratamiento.

“Se sabe que las playas pueden estar contaminadas con materia fecal debido a la actividad humana. También es posible que el virus, si la gente se está diseminando, podría terminar en el agua de la playa”, comentó Richard Melvin.

Foto: Twitter / Jornal Piracicabano