A seis años de que se entregó a Concesiones Integrales el agua potable en Puebla capital, el Soapap permanece con un endeudamiento elevado, pese a que la liquidación de la deuda fue la principal promesa por la que se concesionó el servicio en 2014. 

Mientras el gobernador Miguel Barbosa Huerta dio un giro en su discurso sobre la desprivatización del agua que prometió en campaña, la Cámara de Diputados alertó un endeudamiento de 1 mil 570.3 millones de pesos que arrastra el Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Puebla (Soapap). 

En su informe “Resultados del Sistema de Alertas de Entes Públicos Estatales y Municipales”, el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) volvió a ubicar al organismo poblano como el más endeudado del país. 

El reporte publicado el jueves ventiló que después del Soapap se encuentran el Consejo de Urbanización Municipal de Mexicali (Baja California) y el sistema de Agua de Los Cabos (Baja California Sur), pero ellos únicamente adeudan 31.5 y 7.9 millones, respectivamente. 

Por lo anterior se puso en alerta roja al Soapap, debido al “endeudamiento elevado” con el cual cerró 2019, de acuerdo con la información que se tomó de la cuenta pública. 

El CEFP exhibió que hasta el año pasado no se había pagado ni la cuarta parte de la deuda original, que era de 1 mil 966 millones 780 mil 438 pesos. 

De ese monto solo se había cubierto el 20.1 por ciento, es decir, unos 396 millones 480 mil 438 pesos. 

En abril de 2014 el entonces gobernador Rafael Moreno Valle concesionó el agua por 30 años, con el argumento de que el estado ya no podía costear la deuda del Soapap y la contraprestación de Concesiones Integrales (Agua de Puebla) serviría para cubrir el endeudamiento. 

Bajo este contexto Barbosa Huerta cambió su discurso acerca de la concesión del agua, pues mientras en campaña ofreció revocarla, hace unos días declaró que echarla abajo podría derivar en el desabasto del líquido. 

Soapap no puede pagar deuda 

El informe del CEFP también advierte que el Soapap carece de recursos para solventar su deuda, pues al ser de 1 mil 570.3 millones de pesos, rebasaba en 758.3 por ciento sus ingresos de libre disposición, que en 2019 eran de 207.1 millones. 

A su vez las Obligaciones a Corto Plazo con Proveedores y Contratistas eran del 101.6 por ciento calculadas sobre los ingresos totales, que tan solo fueron de 277.3 millones de pesos. 

El centro de estudios de la Cámara de Diputados también incluyó en su reporte a los entes estatales, pero por Puebla únicamente se enlistó al organismo público descentralizado Carreteras de Cuota, pero no se le atribuyó endeudamiento.