Tal vez con un golpe de suerte y la buena fortuna acompañándolos, tres escuelas de Puebla que adquirieron “cachitos” resultaron ganadoras con el premio de 20 millones de pesos que adquirieron tras la rifa del avión presidencial el pasado 15 de septiembre.

El secretario de Educación Pública estatal, Melitón Lozano Pérez, indicó que las escuelas ya se han planteado mejoras en cuanto a la infraestructura de sus instalaciones mediante la adquisición de mobiliario, además de adquirir mejor tecnología para el proceso de enseñanza.

Los planteles educativos ganadores se encuentran en los municipios de Zoqutilán, en la región de Ajalpan; en la comunidad de Guadalupe, región de Acatlán; y Zochipulco, región de Zacatlán.

Los planteles premiados fueron la escuela indígena del Conafe, ubicada en Quiaptepec de Zoqutilán, una región de Ajalpan, la primaria y preescolar comunitario indígena, Sor Juana Inés de la Cruz en la comunidad de Guadalupe en la región de Acatlán y la escuela Manuel Pozos de la comunidad de Xochiapulco, de la región de Zacatlán.

 

Instituciones generosas

Lozano Pérez señaló que mediante una charla con los ganadores éstos le refirieron que parte de los recursos también se destinarán para mejorar las comunidades donde se encuentran, debido a las distintas necesidades que presentan.

 

Harán frente a la deserción escolar

Melitón Lozano agregó también que se mantiene constante la comunicación con los docentes de todo el estado, así como con el 95 por ciento de las y los alumnos que han podido ser rastreados, lo que indica que existe un cinco por ciento al que todavía se trata de localizar antes de hablar de una deserción.

Indicó que comenzarán con un censo para conocer con precisión si hay estudiantes que no puedan seguir con el ciclo escolar a distancia, con el fin de establecer mecanismos que les permitan encontrarlos y apoyarlos en su proceso de aprendizaje.

Foto: Agencia Enfoque