Este miércoles la Organización No Gubernamental (ONG) Corviareveló haber obtenido la autorización para instalar y habilitar el primer buzón para abandonar a recién nacidos de forma anónima en Bruselas, Bélgica.

Para lograr el visto bueno del buzón la asociación tuvo que mantener tres años de litigio en el distrito de Evre, por lo que ahora se permitirá a las madres y padres que por una u otra circunstancia quieran renunciar a su bebé, lo hagan de manera anónima.

Anteriormente, el exalcalde del distrito Pierre Muylle había prohibido la instalación de estos buzones; sin embargo, el Consejo de Estado anuló dicha prohibición según confirmó la asociación a la agencia belga.

 

¿Protección garantizada para los menores?

De acuerdo con la ONG el dispositivo debería estar instalado desde el pasado 21 de septiembre del 2017, pero el alcalde lo prohibió ese mismo día, razón por la que desde entonces han iniciado un procedimiento en el Consejo de Estado para anular al decisión.

Esta acción se mantiene sobre el argumento de que NO se incita al abandono de las y los menores, sino que “ofrecía una posibilidad a las madres de dejar a su hijo con seguridad”.

Cabe decir que el primer buzón para bebés de Bélgica lo instalaron en Amberes (norte) hace 20 años.

Foto: Twitter @ArturoMeggido