Previo a las celebraciones de la Noche Mexicana, ambulantes de diferentes organizaciones se instalaron en calles del Centro Histórico de Puebla, pese a que el secretario de Gobernación René Sánchez Galindo anunció en días anteriores que de acuerdo con las recomendaciones sanitarias no tendrían permitido instalarse.

A través de redes sociales y desde muy temprano, este 15 de septiembre se vio que los ambulantes se instalaron como si se tratara de un día habitual en las calles del primer cuadro, simulando únicamente su ausencia en la 5 de Mayo. 

Aunque se esperaba que el día fuera benéfico para el comercio formal ante la ausencia de ambulantes, esto no se concretó ya que fue posible verlos desde la 6 y hasta la 18 Oriente-Poniente, sin ninguna medida de sanidad para evitar contagios de Covid-19. 

Asimismo en los alrededores del Mercado 5 de Mayo algunos de los vendedores informales aprovecharon las fechas para vender artículos de pirotecnia como cañones, palomas, chifladores, entre otros que exhiben en mesas sin ninguna restricción.

El comercio informal se abocó a la venta de adornos y mercancía con detalles patrios, además aprovechó para instalar una pequeña verbena, pues se podían apreciar los puestos de chalupas abarrotados y sin medidas de sanidad.

El gobierno municipal señaló que se realizarían operativos para descartar la instalación de los ambulantes tanto el 15 como el 16 de septiembre, incluso se dijo que harían uso de sus facultades que les confiere la ley en caso de alguna negativa.

El comercio informal ha sido uno de los menos golpeados durante la pandemia ya que no han respetado los acuerdos con las autoridades municipales y estatales pues uno de los compromisos para trabajar entre semana sería vender exclusivamente artículos esenciales, situación que nunca ocurrió.