El gobierno del estado dio marcha atrás a la convocatoria para que 400 personas acudieran al zócalo para presenciar el “Grito de Independencia” conmemorativo del inicio del movimiento de 1810.

Después de que el gobierno federal indicara que no habrá personas en el zócalo capitalino para el festejo, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta informó este lunes que la ceremonia en el estado se realizará con las mismas características.

“Hemos decidido tener un Grito, el día 15 de septiembre, sin gente…”, explicó durante su conferencia de prensa de este lunes.

La semana pasada, el secretario de Gobernación, David Méndez Márquez, explicó que el protocolo planeado permitiría el ingreso de 400 personas al zócalo, a fin de que presenciaran la ceremonia, lo que fue rechazado por el Ayuntamiento de Puebla, que también planteó que la ceremonia fuera cerrada. 

El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta también había pedido tolerancia para el horario de cierre de restaurantes y bares en esa fecha. 

No habrá más presiones en elecciones desde el poder, asegura Barbosa 

En otro tema,  Barbosa Huerta hizo un exhorto a quienes participarán en el proceso electoral de 2021, a que tengan un comportamiento estrictamente apegado a la ley, así como de respeto a las normas de sus partidos políticos, y se pronunció por elecciones sin presiones por parte del gobierno.

En lo que al gobierno del estado toca, señaló que se colaborará con lo que les autoridades del Instituto Nacional Electoral soliciten. 

“… para que vivamos en Puebla procesos electorales legítimos, procesos electorales democráticos y equitativos, no más uso de recursos públicos, no más presiones desde el poder a las personas, a las organizaciones sociales, a los propios partidos políticos, que cada partido político se ajuste a las reglas de una vida democrática”, expuso. 

Prohíben barra libre y festejos a morir para noche del Grito

A su vez la Secretaría de Economía anunció medidas adicionales para contener la propagación de la pandemia por Covid-19, exclusivamente aplicables al 15 de Septiembre para restaurantes y cafeterías, que operarán con aforo reducido al 33 por ciento y horario de servicio hasta las 01:00 horas del día siguiente, con una hora para limpiar y desocupar, de manera que el cierre total del establecimiento se efectúe a las dos de la mañana.

En tanto, la venta de bebidas alcohólicas en restaurantes solamente se hará acompañada con alimentos y queda prohibida la modalidad servicio de barra libre, aunado a que los bares, cantinas y karaokes permanecen cerrados, según se indicó en un comunicado.

En caso de contar con mariachi, se recomienda tocar hasta un máximo de dos horas.

Cabe recordar que el cantar o tener que hablar más fuerte puede provocar que se expulse más cantidad de saliva, lo que incrementa el riesgo de contagios por lo que se sugiere evitar los grupos musicales.

“Estas disposiciones se suman a los lineamientos establecidos en los decretos publicados por el Ejecutivo del Estado con motivo de la contingencia sanitaria”, se expuso.