Pese a la crisis económica generada por el Covid-19, el salario promedio mensual de las y los profesionistas incrementó 461 pesos en el último año. Estadísticas elaboradas por el Observatorio Laboral de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) indican que el ingreso promedio mensual de los ocupados que cuentan con una carrera profesional asciende a 12 mil 79 pesos, cantidad 3.96 por ciento mayor que la registrada el año pasado, cuando llegaba a 11 mil 618 pesos.

El estudio reveló que Tendencias del empleo profesional, Arquitectura, Urbanismo y Diseño percibieron los ingresos más elevados con un promedio de 13 mil 791 pesos mensuales; a este le sigue el área de Ciencias Biológicas con 13 mil 346 pesos y en tercer lugar se encuentran las Ingenierías con 12 mil 782 pesos.

Por otra parte, las áreas que presentan los niveles de ingreso mensuales más bajos en el país son Humanidades con un promedio de 10 mil 359 pesos, Artes con 9 mil 958 y Educación con 9 mil 845 pesos. 

Mónica Flores, presidenta para Latinoamérica de la consultoría especializada en capital humano ManpowerGroup, señaló que la denominada sobreoferta de talento que existe en algunas áreas de conocimiento es lo que más incide en que las compensaciones promedio de los profesionistas registren un crecimiento insuficiente.

“Los profesionistas en su mayoría pertenecen a áreas sociales cuando el mercado demanda personal en ciencias exactas que es donde se encuentran los mejores salarios. Hay que decir que tenemos una sobreoferta de contadores, comunicólogos, sociólogos, diseñadores, publicistas, mientras que las empresas que generan nuevas vacantes buscan farmacobiólogos, químicos farmacéuticos, físicos matemáticos, actuarios además de ingenieros”.

Miguel Ángel Medrano, catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), indicó que otro factor que explica el poco avance de los salarios de los profesionistas es el insuficiente crecimiento económico, pues “mientras la economía de las empresas no mejore, tampoco mejorarán las compensaciones que otorgan ni ellas ni sus competidores”. 

Este 2020 –explicó- en el que se prevé un decrecimiento económico de hasta 12 por ciento, se generarán plazas laborales principalmente para personas con baja preparación académica.

“Este fenómeno se desencadena por el aumento de la presión demográfica en un ambiente donde el crecimiento económico es insuficiente o donde hay decrecimiento, lo que hace que los mexicanos con mayor preparación académica lleguen a mayor velocidad al mercado laboral que el proceso de generación de empleos de alto nivel.”

Refirió además que esto podría explicar que más de la mitad de los desocupados en el país cuenten con instrucción académica de nivel medio superior y superior. 

A decir de Flores, una de las alternativas para obtener mejores compensaciones es el emprendimiento, una actividad que por el nivel de inversión y riesgos todavía no es muy explorada por los profesionistas.

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, indica que 79.9 por ciento de los profesionistas ocupados en el país son subordinados y remunerados, 13.7 por ciento trabajan por cuenta propia y apenas el 6.4 por ciento son empleadores. 

imagen salarios.jpg