Pese a que este lunes se anunció que no habrá gente en el zócalo de Puebla durante el Grito de Independencia, el sector restaurantero celebró que se haya extendido el horario de cierre para la Noche Mexicana y que se permita que haya música de mariachi.

En entrevista con e-consulta, la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), Olga Méndez Juárez, señaló que todos los esfuerzos que ayuden a mover la economía son muy buenos, por lo que calificó como positivo el anuncio de la Secretaría de Economía.

"Esperábamos el anuncio de hoy; sabíamos que iba a haber una ampliación pero no sabíamos qué tanto. Nosotros pedíamos que fueran dos horas después de que se dé el Grito, que normalmente lo dan a las 12:00 de la noche. Me parece que es muy buena la opción de que sea hasta la 1:00 de la madrugada para que la gente desaloje y se limpie todo", manifestó.

La representante de la industria de alimentos y bebidas señaló que no sería 15 de septiembre si no hubiera mariachi y el hecho que esté permitida su presentación por lapso de dos horas también motiva para ir a los restaurantes y que la gente comience a sentirse atraída por ir a uno de los 450 restaurantes agremiados que se prevé ofrezcan servicios especiales para la Noche Mexicana.

"Sin duda muchos aprovecharán porque la familia no querrá desvelarse, tener algunos menús, bufetes mexicanos típicos de este día. Sabemos que son muy pocos los restauranteros que se van animar en ese corredor (...) nosotros consideramos que cerca de 450 estarán realizando su noche mexicana con estas restricciones, cumpliendo los lineamientos", señaló.

Debido a la incertidumbre de cuántos restaurantes abrirán para ese día, la Canirac no tiene una previsión específica de su derrama económica, pero consideró que rondarán el 40 por ciento de los 200 millones de pesos que vendieron el 15 de septiembre de 2019.