La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) suspendió las cuentas bancarias de los líderes de Antorcha Campesina en Puebla, por un presunto manejo de dinero en efectivo ilegal.

Así lo reveló este lunes Santiago Nieto Castillo, titular de la unidad dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Como las pesquisas siguen en curso, no precisó los nombres ni el número de dirigentes a los que les fueron retenidos los recursos.

En entrevista en Palacio Nacional solo señaló que el “congelamiento” de las cuentas se realizó en conjunto con la Fiscalía General del Estado (FGE) de Puebla.

De forma breve anunció que también se suspendieron las cuentas de los líderes de la organización en el Estado de México, igual con ayuda de la fiscalía de ese estado.

El extitular de la Fepade señaló que la suspensión obedece a que la agrupación ligada al PRI habría recibido dinero en efectivo “al margen de la ley”.

“Hicimos el congelamiento de cuentas en un trabajo conjunto con la Fiscalía de Puebla y del Estado de México de dirigentes de Antorcha Campesina, esta organización que al margen de la ley había recibido recursos en efectivo”, refirió.

UIF acusa lavado y corrupción

La suspensión de las cuentas se suma a las dos denuncias que Antorcha enfrenta en la Fiscalía General de la República (FGR) por presunto lavado de dinero y actos de corrupción.

Ambas denuncias fueron interpuestas también por la UIF en abril, como parte del “Plan Nacional Contra el Robo de Combustible”.

De acuerdo con Nieto Castillo, en distintos puntos del país se identificaron 40 gasolineras propiedad de Antorcha con irregularidades en sus operaciones.

Las investigaciones comenzaron desde el año pasado, y se detectó que las ganancias reportadas por las gasolineras antorchistas eran mayores a la cantidad de gasolina que compraban a Pemex.

Antorcha culpa a Barbosa

En un comunicado de prensa, Antorcha respondió a los dichos de Nieto Castillo con una declaración de Brasil Acosta Peña, diputado federal por el PRI e integrante del Comité Ejecutivo Nacional antorchista.

En su pronunciamiento acusó que la supuesta suspensión de cuentas bancarias se trata de “ataques mediáticos y represión política” orquestada por el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

Esto al señalar que la UIF no ha presentado pruebas del “congelamiento” ni de las investigaciones, además de que no respeta la presunción de inocencia.

“Es claro que la dependencia federal se está prestando a las venganzas políticas del gobernador poblano Miguel Barbosa en contra de quienes lo cuestionan por su pésimo gobierno y busca bloquear arbitrariamente el financiamiento legal de la organización que se ha convertido en su principal opositora en la entidad”, denunció.

El legislador plurinominal afirmó que no hay nada ilegal en las actividades de los antorchistas, sino que los gobiernos buscan “fabricar” delitos.

“La información oficial sobre este tema, escueta y sin ninguna prueba, deja claro que el objetivo es confundir a los mexicanos sobre el origen del financiamiento de nuestra organización, a pesar de que dicha actividad es pública, legal y sometida a la fiscalización de las autoridades desde hace 46 años que nacimos como grupo organizado. No hay nada qué perseguir, somos un grupo de mexicanos que generan recursos para su actividad social y política; no hay nada ilegal ni inmoral en el trabajo financiero de Antorcha, a menos que los gobernantes fabriquen delitos como en los peores tiempos políticos de este país”, apuntó.