Ante la solicitud del gobernador Miguel Barbosa Huerta para que Fernando Manzanilla Prieto justifique el gasto de la supuesta “partida secreta” durante su encargo como secretario de Gobernación, el hoy diputado federal expuso que quien debe hacerlo es la gente del círculo cercano del mandatario.

“Reitero, quienes deben explicar en qué se gastaron esos recursos son los personajes del círculo cercano a @MBarbosaMX, a quien él pidió entregárselos. Se tienen todos los documentos firmados por ellos. Yo encantado de la vida de que la autoridad y la opinión pública los conozcan”, expuso a través de su cuenta de twitter.

Ante la denuncia que presentó el gobierno estatal por supuesta malversación de 241 millones de pesos procedentes de una partida manejada por la Secretaría de Gobernación en los últimos tres gobiernos estatales, Manzanilla reveló el lunes que el actual gobierno estatal ya sabía del gasto de los recursos, pues incluso se ocuparon para el último periodo de transición.

Publicó un recibo firmado por el actual titular de Gobernación, David Méndez Márquez, por 1.5 millones de pesos, destinado para un “congreso progresista”, y expuso que el ex coordinador general de administración aclararía las dudas sobre los recursos asignados.

Sin embargo la mañana de este martes Barbosa Huerta sostuvo que debe ser Manzanilla de forma personal quien justifique los recursos.

Por la tarde, el hoy diputado federal reiteró que los colaboradores del mandatario conocen los documentos y cuestionó que lo traten de amedrentar.

“Lo que no admitiré de @MBarbosaMX es el abuso del poder y el uso faccioso de las instituciones de procuración y administración de justicia para amedrentar y tratar de callar a quienes él considera sus adversarios políticos. Esa no es la cuarta transformación por la que luchamos”.

El lunes se dio a conocer que el gobierno de Luis Miguel Barbosa Huerta presentó una denuncia contra 10 titulares de la extinta Secretaría General de Gobierno (SGG) y de la Secretaría de Finanzas, por la posible malversación de 241 millones de pesos, a través de una “partida secreta” que se utilizó durante los gobiernos panistas.

La acusación fue presentada por David Méndez Márquez, titular de la Secretaría de Gobernación, según confirmó este lunes el mandatario poblano.

La denuncia incluye a Jorge Benito Cruz Bermúdez, Diódoro Carrasco Altamirano, Fernando Manzanilla Prieto, Luis Maldonado Venegas, Roberto Moya Clemente, Roberto Rivero Trewartha, Guillermo Bernal Miranda, Jorge Estefan Chidiac, Raúl Sánchez Kobashi y Enrique Robledo Rubio.

Se acusa la utilización de fondos públicos de forma ilegal a través de la “Partida 3370” identificada como “Servicios de Seguridad y Protección”, que se manejaron en Gobernación con permiso de la Secretaría de Finanzas, por lo que se nombran a funcionarios de ambas dependencias.