El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta sostuvo que el ex secretario general de Gobierno, Fernando Manzanilla Prieto, es quien debe justificar de forma personal el gasto de la llamada “partida secreta” durante los periodos en los que estuvo al frente de la dependencia.

Este martes el mandatario evitó aclarar si utilizó o no recursos de la partida 3370, oficialmente conocida como “Servicios de Seguridad y Protección”, para el proceso de transición entre la gubernatura interina y su actual gobierno.

El lunes Manzanilla Prieto aseguró que el propio Barbosa sabía para qué se utilizaban esos recursos, que fueron aprobados por el Congreso del estado y que el actual secretario de Gobernación, David Méndez Márquez, recibió tan sólo en una exhibición 1.5 millones de pesos en efectivo para un “Congreso progresista” en julio de 2019.

En su conferencia de prensa de este martes, Barbosa consideró que este tema no lo ventilará en medios de comunicación.

“Él -Manzanilla- es el que tiene que dar cuentas sobre cómo se gastó el monto, la partida identificada como partida secreta, él tiene que acreditarlo, lo demás es otra cosa, señalamientos no vamos a ventilar ante la prensa los dichos del señor”, declaró. 

Cabe recordar que la administración estatal presentó una denuncia contra 10 titulares de la extinta Secretaría General de Gobierno (SGG) y de la Secretaría de Finanzas, por la posible malversación de 241 millones de pesos, a través de una “partida secreta” que se utilizó durante los gobiernos panistas y la gubernatura interina.

Manzanilla y no su subordinado debe aclarar el gasto

En la denuncia se indica que entre el 12 de febrero de 2019 y el 1 de julio del mismo año, durante la gubernatura interina, el entonces ex coordinador general de Administración, Álvaro Gómez González, solicitó y recibió asignaciones presupuestales que sumaron 24 millones de pesos, a través de 8 entregas distintas.

En su cuenta de Twitter, Manzanilla dijo el lunes que el Gómez González, quien fue su subordinado como secretario General de Gobierno en esa fecha, comparecerá ante las autoridades para aclarar el uso de los recursos.

Barbosa se refirió a la postura en cuestión, pero dijo que no es Álvaro Gómez quien debe aclarar el uso del gasto, sino Manzanilla.

Durante la conferencia, medios de comunicación solicitaron la postura de David Méndez, ya que es señalado por Manzanilla de recibir 1.5 millones de pesos, pero Barbosa indicó que quien respondería el cuestionamiento sería él y no el secretario de Gobernación.

En la denuncia también se incluye a Jorge Benito Cruz Bermúdez, Diódoro Carrasco Altamirano, Luis Maldonado Venegas, Roberto Moya Clemente, Roberto Rivero Trewartha, Guillermo Bernal Miranda, Jorge Estefan Chidiac, Raúl Sánchez Kobashi y Enrique Robledo Rubio.