Al menos 1 mil 200 trabajadores de la empresa Agua de Puebla habrían sido despedidos sin prestaciones de ley y recontratados sin derechos de antigüedad con una nueva razón social, según denunció este día el Observatorio Ciudadano Laboral.

En rueda de prensa, Marco Mazatle informó que fue el pasado 31 de julio cuando se obligó a los trabajadores a firmar su renuncia a la empresa concesionaria del servicio de agua potable y alcantarillado, que opera bajo la razón social Concesiones Integrales S.A. de C.V.

La empresa que desde 2015 opera en la ciudad de Puebla y 25 municipios más, obligó al personal a renunciar a su antigüedad y demás prestaciones pero fueron recontratados, aunque con una nueva razón social denominada "Constructora y Solución Uriel S.C. de R.L. de C.V.", dijo Mazatle.

"Este 31 de julio la concesionaria obligó a renunciar a más de 1 mil 200 trabajadores sin el pago de una liquidación como marca la Ley Federal del Trabajo. El personal fue recontratado sin reconocer su antigüedad laboral y otros beneficios laborales por la compañía Constructora y Solucion Uriel S.C. de R.L. de C.V.", expuso Marco Mazatle.

Agregó que el encargado de la recontratación fue Daniel Guerra, quien incluso habría recurrido a amenazas en contra de los trabajadores para obligarlos a firmar el nuevo contrato que se da en el marco de una reunión que los directivos de Agua de Puebla sostuvieron con representantes de Iberdrola, empresa española que opera plantas fotovoltaicos y de energía limpia en el estado.

"El cambio de razón social de Soluciones Integrales podría obedecer a una reciente reunión que tuvo con representantes de la transnacional Iberdrola, compañía de origen española (...) Llama la atención que el director general de la concesionaria, Héctor Durán, y los gerentes de las áreas de recursos humanos, cobranza y el escuadrón Aqua continúa trabajando en Soluciones Integrales", detallaron.

Hilario Gallegos, otro de los participantes en la rueda de prensa, llamó al gobernador Miguel Barbosa Huerta y al secretario de Trabajo, Abelardo Cuéllar Delgado, a revisar lo ocurrido con los trabajadores de Agua de Puebla por lo que consideran fue un esquema engañoso para renunciar a sus derechos de antigüedad.

Asimismo reprocharon que desde el Congreso de Puebla los legisladores de Juntos Haremos Historia hayan dejado en el olvido las promesas de campaña para abrogar la concesión del servicio de Agua de Puebla, por lo que exigieron a Gabriel Biestro Medinilla y demás diputados a que recuerden uno de sus compromisos cuando salieron a pedir el voto de la gente hace dos años.