Durante los días de plaza, el mercado La Purísima, en  Tehuacán concentra a más de 10 mil asistentes, entre comerciantes y clientes, lo que lo convierte en un potencial foco de contagios de Covid -19, pues en su mayoría los vendedores no cumplen ni hacen cumplir medidas sanitarias.

Por esa razón se creó una Comisión de salud para la verificación del cumplimiento de las medidas para que, tanto el ambulantaje como los comercios establecidos, se mantengan protegidos o de lo contrario se procederá a prohibir la venta.

Mediante una reunión entre comerciantes y autoridades del ayuntamiento se llegó al acuerdo de que la Comisión de salud estuviera integrada por los propios comerciantes, además de que los locatarios que cuenten con lugares fijos dentro del tianguis no saldrán a vender a las calles o a los pasillos de la plaza.

La secretaria de conflictos de la Unión de Comerciantes y Ambulantes adherida a la CTM, Ana Laura Pineda Trujillo, indicó que tras la reunión se estableció que se cercará todo el perímetro del mercado con malla, para que haya  solo dos entradas y el mismo número de salidas en el tianguis.

Asimismo, mencionó que una de las condiciones que les dio a conocer el ayuntamiento para que este mercado pudiera seguir laborando al 50 por ciento de su capacidad, es que se cumplan al 100 por ciento los protocolos que dicta la Secretaría de Salud por Covid-19.

Una de las medidas más importante es que ahora solo podrá ingresar una persona por familia, además se restringirá el acceso a los niños, adultos mayores y a las mujeres embarazadas, además de que quienquiera  comprar deberá portar de manera correcta el cubrebocas y deberá aplicarse gel antibacterial.