La bancada del PT en el Congreso de Puebla fue llamada a comparecer ante la dirigencia nacional, para determinar su posible expulsión porque aprobaron la reforma electoral que el partido les exigió rechazar.

La reunión se realizó este jueves en la Ciudad de México a las 5 de la tarde, pero no acudieron los legisladores que votaron a favor: Guadalupe Muciño Muñoz, Raymundo Atanacio Luna y María del Carmen Cabrera Camacho.

El encuentro sería presidido por el dirigente nacional del Partido del Trabajo (PT), Alberto Anaya Gutiérrez, quien extendió el citatorio a los legisladores poblanos.

La reunión fue convocada luego de eliminarse en el Congreso local la diputación de primera minoría, figura conocida como “el gran perdedor”, que otorgaba una curul plurinominal a los candidatos con más votos en un partido, aunque no ganaran una elección.

La medida fue impulsada por el coordinador de Morena, Gabriel Biestro Medinilla, pero la dirigencia del PT se pronunció en contra e instruyó públicamente a sus diputados a que la rechazaran.

El apoyo del PT ayudó a que la reforma fuera aprobada, ya que por ser constitucional requería de al menos 28 votos y alcanzó 29.

Solo acuden dos diputados

El coordinador de la bancada, Valentín Medel Hernández, así como José Juan Espinosa Torres, que votaron en contra de la reforma, sí se presentaron a la comparecencia de este jueves, pero evitaron dar a conocer los detalles.

En entrevista telefónica, Cabrera Camacho sostuvo que no fue notificada de la reunión, pero de entrada justificó que no podría acudir, porque vive en Zacatlán.

“Yo no he recibido hasta ahora ninguna llamada, y además no estoy en Puebla, entonces para mí no sería así de: muévete ahorita para una reunión”, expresó.

Si bien se dijo abierta a dialogar con la dirigencia nacional, precisó que el llamado tendría que hacerse formalmente, con anticipación y con detalles sobre los actos que se le imputan.

Sobre la votación se deslindó al afirmar que “no fue su culpa” la aprobación de la reforma, pues refirió que ella votó en contra, y sí fue así, en una primera reserva, pero en la votación definitiva votó a favor y justificó que tal vez lo hizo porque “se confundió”, debido a que la sesión fue por internet y es fácil distraerse.

Defienden votación

Atanacio Luna admitió que tampoco acudió a la reunión, pero no aclaró por qué y solo adelantó que será “respetuoso” de lo que determine el partido.

En entrevista telefónica admitió que votó a favor de la reforma bajo el argumento de que no la considera negativa.

A la vez refirió que Morena es aliado electoral del PT, y uno de los acuerdos al conformar la coalición Juntos Haremos Historia fue acompañar mutuamente las reformas y decisiones, por lo que consideró no haber fallado al partido.

Perfilan sanciones

La dirigencia estatal del partido informó que por no acatar la instrucción del partido los legisladores podrían ser expulsados de la bancada, aunque no del partido, porque no todos son militantes.

Únicamente Atanacio Luna milita en el PT, ya que Cabrera Camacho y Muciño Muñoz fueron candidatas sin afiliarse y ganaron, así que llegaron al poder Legislativo bajo esas siglas.

Niegan desacato

Cabrera Camacho y Atanacio Luna negaron incurrir en desacato o traición al insistir que el apoyo fue a Morena, no a un partido opositor, por lo que pidieron a la dirigencia reconsiderar su opinión.

Los dos dijeron estar “agradecidos” con el PT por el apoyo y afirmaron que acatarán la sanción que llegue a haber, aunque precisaron que hasta ahora no han sido notificados formalmente de algún proceso en su contra.