Instituciones como la UNAM, el Tec de Monterrey, el IPN, la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) y la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) colaboran en el desarrollo de una vacuna contra Covid-19 a partir de diferentes investigaciones.

Las instituciones participan en los proyectos presentados por el gobierno de México a finales de junio ante la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), para recibir financiamiento.

El Instituto de Biotecnología de la UNAM, en colaboración con el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del IPN, trabaja en una vacuna recombinante en la que se coloca un fragmento de la secuencia del genoma del SARS-CoV-2 en otro virus para estudiarlo y crear nuevas proteínas para combatirlo, informó el diario Reforma.

El Tec de Monterrey y la UABC, con el apoyo del Politécnico, diseñó una vacuna de ADN; al carecer de virus inactivado o proteínas, como las vacunas tradicionales, su producción pudiera ser más económica y rápida, señaló el doctor Valencia Suárez, a través de la gaceta de la Autónoma de Baja California. Mientras que la UAQ, también en colaboración con el IPN, lidera el desarrollo de una vacuna basada en péptidos, cuyo objetivo es generar inmunidad en las personas e impedir que el virus pueda unirse a su receptor en las células.