Mientras el IMSS en Puebla inició una campaña para tratar a pacientes de covid con plasma de personas recuperadas, la Secretaría de Salud del estado descartó la utilización de ese método.

Este miércoles, el director de Salud Pública y Vigilancia Epidemiológica, José Fernando Huerta Romano, refirió que el tratamiento en cuestión es experimental, por lo que descartó su uso en los nosocomios que dependen de la administración local.

En Puebla, no solo el IMSS trata a personas con contagio con ese método sino la Clínica Ruiz, cuyos casos de éxito han sido retomados por la revista internacional de investigación clínica “Clinical and Translational Investigation”.

IMSS convoca a recuperados a donar sangre

El IMSS en Puebla inició una campaña para convocar a pacientes recuperados de coronavirus a que donen sangre, pues el plasma es utilizado con éxito para la recuperación de pacientes, en algunos casos, en estado crítico.

Adriana Pineda Almanza, jefa del Banco de Sangre del Hospital General de Zona número 20 “La Margarita”, refirió que el instituto ha logrado salvar vidas a través del trasplante o transfusión de plasma de personas convalecientes.

Recordó que fue a partir del 14 de abril cuando se puso en marcha el tratamiento, pero refirió que las unidades de sangre con las que se cuenta son escasas, por lo que se inició una campaña para recolectar dicha sustancia.

“Invitarlos a que vengan a donar porque realmente nos hace falta, estamos muy escasos de donadores, realmente sí se salvan vidas y necesitamos en este momento que nos unamos todos y que apoyemos a nuestros pacientes”, comentó, en entrevista.

La especialista indicó que para que una persona recuperada de Covid pueda ser donador, debe cumplir con los requisitos usuales como no tener tatuajes o no tener perforaciones conocidas como piercing y tampoco tener enfermedades infecciosas.

Los interesados también deben presentar los resultados del examen mediante el que les fue confirmado el contagio del virus y el que demuestre que ya son negativos al mismo.

Explicó que de cada persona se extraen 600 mililitros de sangre y estos se dividen en unidades de 200 mililitros, los cuales se analizan pues es necesario realizar pruebas de compatibilidad y posteriormente se congelan para que posteriormente sean ocupadas.

 En caso de que los interesados no cuenten con los resultados de su prueba negativa a covid, pueden tramitarla en el Hospital de La Margarita, en donde se las entregarán en un promedio de 10 a 15 días.

 La funcionaria enfatizó en la necesidad de que las personas convalecientes donen sangre, pues aseguró que es una forma de salvar la vida de pacientes que puedan presentar un estado crítico.

Descarta la SSA la utilización de plasmaféresis

Por su parte, Huerta Romano insistió en que el tratamiento de plasmaférisis es experimental, por lo que descartó su utilización en los nosocomios que dependen de la Secretaría de Salud del estado.

 “…en los institutos están haciéndolo bajo proyectos bien establecidos y como protocolos de investigación para ver su eficacia o no para la recuperación de los pacientes, no como un tratamiento antiviral, eso está muy claro. De hecho hay instituciones que están utilizando plasma de personas que no son pacientes de Covid (...)”, explicó al ser interrogado sobre el tema durante la conferencia de prensa del gobierno del estado de este miércoles.

El médico insistió en que la plasmaféresis se utiliza como un método coadyuvante en la recuperación de los pacientes pero señaló que no es un “antiviral”.