De acuerdo con la Sociedad Respiratoria Europea, los adolescentes que prefieren quedarse despiertos hasta tarde tienen 3 veces más probabilidades de sufrir asma y alergias, y un riesgo dos veces mayor de sufrir rinitis alérgica, en comparación con los que duermen y despiertan más temprano.

El estudio dirigido por el doctor Subhabrata Moitra, de la división de Medicina Pulmonar de la Universidad de Alberta (Cánada) explicó que los resultados arrojan que hay un vínculo entre el tiempo de sueño preferido y el asma y las alergias en los adolescentes.

Subhabrata Moitra dijo al respecto: “No podemos estar seguros de que quedarse despierto hasta tarde esté causando asma, pero sabemos que la hormona del sueño melatonina a menudo no está sincronizada en los que duermen tarde y eso, a su vez, podría estar influyendo en la respuesta alérgica de los adolescentes".

Del mismo modo, agregó que los niños y jóvenes cada vez están más expuestos al teléfono celular, tablets y otros dispositivos que los hacen más propensos a quedarse despiertos muy tarde. Por ello, recomendó alentar a los hijos dormir más temprano y dejar de lado estos dispositivos a la hora de acostarse.

Por su parte, el profesor Thierry Troosters, presidente de la Sociedad Respiratoria Europea,  informó que se necesita saber el aumento de niños y adolescente con asma y enfermedades respiratorias y encontrar las formas de reducir estas afecciones.

La segunda fase del estudio está programada para 2028-2029, en donde se repetirá la investigación con un nuevo grupo de adolescentes para saber si ha habido cambios en los hábitos de sueño de los adolescentes y su salud respiratoria.

Con información de Excelsior.