Una investigación sobre  posibles actos de corrupción y vicios jurídicos, relacionados con la liberación de José Ángel Casarrubias Salgado, El Mochomo, inició el Consejo de la Judicatura Federal  (CJF).

La investigación estaría encaminada a la juez María del Socorro Castillo Sánchez y el secretario Marco Aurelio González Romero, del Juzgado Segundo de Distrito de Proceso Penales Federales en el Estado de México, por presuntas irregularidades en la no vinculación a proceso de El Mochomo por el delito de delincuencia organizada.

El Mochomo, líder de la organización delictiva Guerreros Unidos y considerado uno de los responsables de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, fue reaprehendido antes de que abandonara la zona aledaña al Centro Federal de Readaptación Social número uno de El Altiplano, en Almoloya de Juárez, Estado de México.

El CJF en un comunicado señaló ya se presentó la denuncia para deslindar responsabilidades de manera contundente y agregó que "siempre ha velado y respaldado la autonomía e independencia de sus juzgadoras y juzgadores en sus resoluciones, pero toda decisión debe estar fundada siempre en el derecho y con estricto apego a la ley".

Información que llegó a la Judicatura Federal –añadió-, amerita una revisión exhaustiva. "No será tolerada ninguna desviación que se aleje de la justicia, ni cualquier acto de corrupción que incida en las sentencias de la justicia federal".

El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló en su conferencia mañanera que hay pruebas de corrupción en el juzgado federal que liberó a Casarrubias Salgado.