En Puebla se busca establecer un límite de 55 grados de alcohol a las bebidas embriagantes que se vendan en el estado, tras la muerte de 76 personas que ingirieron alcohol adulterado durante el desabasto de cerveza por la contingencia de Covid-19.

En el Congreso del estado se presentó una reforma para prohibir la venta de bebidas que rebasen dicha graduación, con el fin de evitar daños graves a la salud de los consumidores.

La iniciativa es impulsada por la diputada Liliana Paola Ruiz García (de Morena) y contempla modificar la Ley para la Venta y Suministro de Bebidas Alcohólicas del Estado.

El límite de alcohol y la prohibición se establecerían en el artículo 3, que ahora diría:

“Para los efectos de esta ley, se consideran bebidas alcohólicas aquellas que contengan alcohol etílico en una proporción de 2% y hasta 55% en volumen. Cualquiera otra que contenga una proporción mayor no podrá comercializarse como bebida”.

Actualmente dicho artículo únicamente señala: “para los efectos de la presente ley, se consideran bebidas alcohólicas, las de consumo con contenido alcohólico en las proporciones permitidas en términos de las disposiciones legales aplicables en la materia”.

Con las proporciones que se plantean se busca dar claridad a la ley y regular el mercado interno de bebidas.

En su iniciativa la legisladora reconoce que la medida obedece a las muertes registradas por ingerir alcohol adulterado durante la cuarentena por Covid-19.

Incluso menciona que, de acuerdo con el gobierno del estado, los fallecimientos se registraron en los municipios de Puebla, Huauchinango, Huejotzingo, Zacatlán, Chignahuapan, Tepexi de Rodríguez, Huaquechula y Xochitlán Todos Santos.

Tras presentar su reforma se turnó a la Comisión de Salud, para que sea analizada y, en su caso, aprobada.

Hasta el 12 de junio sumaban también 104 personas intoxicadas por alcohol de dudosa procedencia, 13 de ellas estaban hospitalizadas y 15 fueron dadas de alta, según detalló el secretario de Gobernación David Méndez Márquez.

A raíz de esos acontecimientos la Fiscalía General del Estado (FGE) realizó cateos en inmuebles ligados a la venta de alcohol adulterado, ubicados en las juntas auxiliares de San Francisco Totimehuacán y San Miguel Canoa, en la ciudad de Puebla.

Pero bebidas rebasan tope

El límite de 55 grados de alcohol propuesto por Ruiz García también se encuentra establecido en la Ley General de Salud, sin embargo, algunas bebidas que lo rebasan se comercializan incluso en tiendas de prestigio.

Un ejemplo es el whisky Bruichladdich, de origen escocés que se oferta en El Palacio de Hierro por 1,649 pesos y contiene 60 grados de alcohol.

El Tequila Sierra, que se produce en Jalisco, tiene la misma graduación y se oferta en 215 pesos en diversos establecimientos.

El ron Bacardi 151 (de Puerto Rico), rebasa los 70 grados de alcohol y, si bien hace unos meses la empresa anunció que dejará de producirlo, aún es posible adquirirlo por internet.

En distribuidoras como Vino Premier (mexicana) o Vinos en Casa y La Europea (españolas) también se ofertan bebidas importadas que rebasan los 55 grados de alcohol y ofrecen envíos a todo el país.