Un total de 16 tiraderos de restos de aves detectó el Ooselite en Tehuacán, algunos de ellos tienen una capacidad de hasta siete toneladas, lo cual representa un 'foco de infección' para la ciudadanía que transita cerca de estos lugares, ya que se encuentra en plena vía pública, informó, José Antonio Olaya Hernández,  director organismo. 

Indicó que el más reciente que fue reportado por la ciudadanía y se encontró en el Libramiento Tecnológico-San Marcos, en donde se hallaron restos de aves en bolsas negras, los cuales estaban a un costado de la carretera, causando malos olores y molestia entre los conductores o personas que transitan en el lugar. 

El desperdicio de los animales proviene de negocios que se dedican a la venta de pollo, indicó, sin embargo, dejan sus residuos en lotes baldíos o en la calle por no pagar una cuota al Organismo Operador del Servicio de Limpia Tehuacán (Ooselite), la cual va desde los 600 pesos con cincuenta centavos por metro cuadrado.

Hay una unidad especial que realiza el servicio de recolección en donde sea necesario para evitar que este tipo de desechos se deje en cualquier parte, ya que provoca una gran contaminación y podrían desencadenar enfermedades en la ciudadanía si se permite que de sigan almacenado estos desechos. 

Agregó que hasta el momento no se ha aplicado algún tipo de sanción en contra de las personas que se deshacen de sus desechos de esta manera,  ya que no se tienen identificado a alguien, pues lo realizan durante la noche y al amanecer están los tiraderos. 

Por último, Oalaya Hernández expresó que por lo menos cuatro de los 16 tiraderos vuelven a reincidir, lo cual dificulta su trabajo, ya que a pesar de los exhortos a través de redes sociales y medios de comunicación, los ciudadanos no entienden que ese tipo de residuos deben ser tratados bajo la manera correcta.