Pese a la aplicación del operativo Castor, en Atlixco la lluvia y los fuertes vientos registrados los últimos días, continúan derrumbando árboles o parte de ellos, hasta el momento no se han tenidos pérdidas humanas ni daños materiales.

Tan sólo en lo que va de esta semana dos árboles cayeron de uno de ellos se desprendió una gran rama que quedó obstruyendo ambos carriles en una de las vialidades de la ciudad.

 El primer caso  sucedió en el fraccionamiento Santa Cruz Reforma, en la calle Emiliano Zapata, donde el desprendimiento fue desde la raíz y por fortuna no hubo daños materiales ni humanos.

 Otro colapso sucedió justo frente al Centro del Bachillerato Tecnológico, industrial y de servicios número 16 (CBTis16), pues a uno de los árboles con cientos de años en el lugar se le desprendió casi la mitad de su follaje y quedó tirado sobre la calle que da acceso a este plantel en la colonia Ricardo Flores Magón. Los vecinos indicaron que la causa fueron los fuertes vientos.

 En los últimos 15 días al menos una decena de este tipo de accidentes se han registrado en la entidad atlixquense, por ello el área de protección civil local hace el  llamado a reportar árboles en condiciones precarias en sus colonias ante la llegada de las lluvias acompañadas de vientos importantes.

 Cabe recordar que Enrique Calderón, jefe de protección civil, en entrevista previa señaló que se tenía una lista de 50 árboles que requerían poda de prevención en el municipio pero debido a la escasez de recursos se daría prioridad a los de mayor riesgo.