Este jueves se conmemoran 105 años de la muerte de Porfirio Díaz, expresidente de México durante 7 ocasiones y lo gobernara durante 31 años. Díaz falleció durante la mañana del 2 de julio de 1925 en París, Francia, ciudad en donde permaneció al ser exiliado.

Mencionar su nombre genera cierta polémica debido a que fue un personaje admirado por unos y odiado por otros, pues se trata del gobernante que estuvo al frente de la nación durante más tiempo en toda la historia de México, además de que se le veía como el consumador de ideas liberales a finales del siglo XIX, mientras que en la etapa de la Revolución Mexicana era considerado meramente como un dictador.

Algo de lo que hoy no queda duda es que sin él y su periodo al frente de la presidencia, conocido como Porfiriato, sería imposible entender hoy la historia de nuestro país.

Es por ello que aquí te presentamos al menos 7 datos curiosos que seguramente desconocías sobre don Porfirio.

 

1. Díaz se alzó contra la intención de Benito Juárez sobre reelegirse; sin embargo fue quien rescataría su memoria del olvido en el que se encontraba en aquella época. Para su 15º aniversario luctuoso ordenó erigir una estatua en su nombre y le puso el nombre de Avenida Juárez a la que anteriormente se llamaba Corpus Christi.

2. Su gobierno duró más de 30 años, aunque su primer mandato duró poco: del 21 de noviembre al 6 de diciembre de 1876.

3. Su segundo periodo en la presidencia fue de 3 años: duró del 17 de febrero de 1877 al 30 de noviembre de 1880.

4. Para su tercer periodo se trató de algo más extenso, pues gobernó ininterrumpidamente del 1 de diciembre de 1884 al 25 de mayo de 1911 (27 años).

5. Díaz ordenó en 1878 ordenó poner la primera línea telefónica en el país. Se instaló en el Castillo de Chapultepec y en el Palacio Nacional.

6. Se le recuerda por referirse de esta forma a las clases medias: “Perro con hueso en la boca, ni muerde ni ladra”.

7. El buque Ypiranga, en el cual viajó rumbo al exilio, fue hundido en Noruega, en 1950.

 

Foto: Twitter / Pedro Salmerón