Embolsado y enredado en cinta canela, este miércoles fue descubierto el cadáver de un hombre en un lote baldío de la colonia San Isidro Castillotla, al sur de la ciudad de Puebla.

Las primeras investigaciones por parte de las autoridades ministeriales señalan que habría sido durante la madrugada de este 1 de junio cuando sujetos desconocidos llegaron a la avenida 139 Poniente y calle 27 Sur, para romper una malla ciclónica y lanzar hacia un terreno baldío, rodeado con palos y hule, el cuerpo de la víctima.

Fueron vecinos de la zona quienes poco antes de las 10 horas, al percatarse del cuerpo sin vida llamaron al número de emergencias, por lo que paramédicos, uniformados municipales y agentes ministeriales se trasladaron al lugar.

Luego de las revisiones correspondientes, los agentes estatales de investigación corroboraron que se trataba de un cuerpo sin vida, correspondiente a un hombre, el cual estaba dentro de una bolsa negra de plástico y envuelto con cinta canela en la parte de la cabeza, el pecho y los pies.

Ante la situación, el lugar fue acordonado y asegurado por las autoridades ministeriales, quienes encabezaron las pesquisas para el levantamiento de cadáver de quien fue anotado en calidad de desconocido.

El crimen ya es investigado por la Fiscalía de Puebla quien dio inicio a la respectiva carpeta mediante la cual buscará esclarecer los hechos.