Al menos 900 comercios no podrán aguantar la extensión del confinamiento y cerrarán definitivamente en el primer cuadro de la ciudad de Puebla, informó José Juan Ayala Vázquez, presidente del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico.

Explicó que el sector privado en el Centro Histórico lleva más de 11 semanas sin tener ingresos y aún siguen pagando todos los servicios y sueldos, lo único que piden es que la autoridad se coordine y maneje un solo criterio para la reactivación económica.

Señaló que la obtención del código QR del IMSS, requiere de pasos que necesitan inversión y  hasta ahora muchos locales no tienen los recursos para  la adquisición de señalética, pues en el trámite se deben adjuntar pruebas de que ya está colocada.

"No puedo mandar testigos porque no puedo entrar a la plaza comercial. Entonces, si no lo puedes hacer, no te puedo mandar el código. Y se escucha feo pero ¿qué fue primero, el huevo o la gallina? Así estamos de forma tan lamentable porque se toman decisiones sin ver necesidades reales", criticó.

Señaló que a grandes rasgos calculan que hasta ahora son 800 locales los que ven complicada su reapertura, sin embargo  a partir del día domingo por lo menos se sumarían 100 más, aunque dijo  que no cuentan con un registro exacto más allá de la información que se vierte en un chat que la asociación tiene.

"Nosotros como comerciantes nos hemos sumado. Llevamos más de 100 días con nuestros negocios cerrados y pagando al cien por ciento nuestras obligaciones y qué pasa en las juntas auxiliares, en los mercados que siguen prácticamente sin cuidarse", señaló.

Recordó que el cierre del paso vehicular en el Centro Histórico fue inútil pues las zonas de más contagio fueron las unidades habitacionales y colonias populares donde los mercados y tianguis siguieron operando sin ninguna restricción de las autoridades.