Luego de conseguir la Copa de Italia, aficionados del Nápoles no contuvieron sus ganas de festejo y salieron a las calles pese a la pandemia por Covid-19 que azota al mundo entero y que sólo en Italia dejó más 30 mil muertes  y 238 mil casos positivos.

El hecho de celebrar fue catalogado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “miserable e irresponsable”.

Los comentarios fueron emitidos por el subdirector de la OMS, Ranieri Guerra, y derivaron de las celebraciones que protagonizaron más de 5 mil hinchas en la plaza Triestre y Trento ubicada en Nápoles, mismas en las que no se siguió ningún proocolo de sanidad como sana distancia o uso de cubrebocas con el fin de evitar más contagios.

Si bien es cierto que Italia ha superado las horas más difíciles de la pandemia, existe la posibilidad de que surjan rebrotes, más si tomamos en cuenta este tipo de concentraciones multitudinarias que respaldan las críticas de Ranieri Guerra y de buena parte de la población trasalpina.

 

“El problema sigue ahí y no podemos permitir ver esto en este momento. El virus sigue circulando. Es miserable, irresponsable, duele ver estas imágenes. Desgraciados”, comentó Guerra.

Además, el funcionario explicó que, dentro de todo lo malo, en la entidad napolitana se han ejercido medidas estrictas, por lo que la incidencia del Covid-19 podría ser menor que en otros lugares.

Por su parte, el alcalde de Nápoles, Luigi di Magistris, contrarrestó las críticas al asegurar que durante los festejos existieron únicamente “contagios de felicidad”.

Napoli se coronó en la Copa de Italia 2020 luego de vencer a la Juventus en agónico partido que tuvo que definir desde los tiros penales.

Foto: Captura de pantalla de YouTube