La Auditoría Superior del Estado retiró el registro al despacho externo auditor Resa y Asociados para operar en Puebla, tras negarse a entregar informes y reportes “fuera de norma” sobre el estado financiero de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

Así se dio a conocer este jueves en la sesión del Consejo Universitario, donde se aprobó el informe y dictamen de los estados financieros 2019 de la institución que fueron elaborados aún por este despacho, y se aprobó ahora la contratación de la empresa Fates Consulting para encargarse de las nuevas revisiones.

El rector Alfonso Esparza Ortiz relató ante el pleno del máximo órgano de gobierno universitario que sin fundamento alguno se le retiró a Resa y Asociados el permiso para ofrecer sus servicios profesionales dentro del estado.

Consideró que la acción es otra “intentona del gobierno del estado por interferir en la vida universitaria”.

Desde la Facultad de Contaduría se expresó la preocupación por negar el registro por parte de la Auditoría Superior del Estado a Resa y Asociados, al mismo tiempo que el gobierno del estado promueve la implementación de un órgano de control, lo que viola la autonomía de la universidad.

Resa y Asociados presentó su dictamen sobre los estados financieros de 2019 de la universidad, en el que no advirtió anomalías y obtuvo la aprobación del Consejo Universitario.

Tras ello Fates Consulting fue designada como nuevo auditor externo para la BUAP para el ejercicio fiscal 2020. Se indicó que este despacho ha colaborado en el ramo gubernamental y educativo con instituciones como el Conacyt, las Universidades Autónomas de Morelos, de la Ciudad de México, la Profepa, El IAP Puebla y gobiernos municipales en Puebla.