El 12 de junio fueron localizadas sin vida Gardenia Ortega de 26 años y Dulce Dayann de 12 años de edad, la familia asegura que se trató de un doble feminicidio, pues Alonso Machorro, ex pareja de la mujer, la había amenazado de muerte al momento de su separación.

La hermana de Gardenia, en entrevista con e-consulta, afirmó que el feminicida es un hombre con evidentes problemas psicológicos, pues de manera constante cometía abusos en contra de la joven.

“Hace tres años Alonso Machorro se robó a mi hermana, se la llevó por la fuerza porque ella no quería irse así, ella tenía ganas de formar una familia bien, quería casarse y él se la llevó con mentiras, incluso ya había intentado llevársela otras dos veces”.

“Lo que exigimos a las autoridades es justicia, queremos que investiguen todo lo posible, que escarben hasta dar con las pruebas suficientes para que ese hombre pague por la muerte de mi hermana y mi sobrina”.

La mujer también declaró que durante más de un año su hermana Gardenia fue víctima de maltrato físico y psicológico, pues en pláticas con su sobrina se enteraba de los abusos que Machorro cometía en contra de su hermana.

“Muchas veces, antes de que se la llevara, le dijimos que lo dejara, que ya no lo frecuentara porque él no parecía una buena persona desde el inicio”.

Asimismo, indicó que la familia se encuentra indignada y con coraje, pues lo único que quiere es que se esclarezcan las muertes, pero no aceptarán que queden impunes. 

Comentó que Alonso Machorro ya había tenido tres matrimonios fallidos, en el último también existió violencia por parte de él y un acto de infidelidad por parte de la ex esposa, por lo que el hombre concluyó esa relación dejando a custodia de su madre a los hijos que procreó con su ex pareja.

“Mi sobrina fue testigo de todo ese maltrato que fue excesivo, pues en una ocasión este hombre amenazó a mi hermana con una pistola, por todo esto ella decidió dejarlo pero él no se conformó, él acoso continuó de manera constante, venía a la casa a jalonearla y a amenazarla”.

“Todo esto a pesar de que él le mintió a mi hermana, pues otro de los motivos de la separación fue que él era bisexual y Gardenia lo descubrió, pero él jamás aceptó sus errores”.

Gardenia Ortega en conjunto con su hermana se dedicaban a la decoración de mesas de dulces y de arreglos para fiestas y en una ocasión Alonso acudió al local un 13 de febrero para realizar un grafiti bajo la leyenda “Feliz día del amor y la amistad perra”.

“Si él no hubiera sido el responsable ya habría venido a darle el pésame a la familia, pero hasta se rumoró su suicidio con tal de ocultarse de su culpa. Lo único que queremos es justicia, que las autoridades busquen todas las pruebas porque cuando una persona es feliz irradia felicidad, pero mi hermana al lado de este hombre no lo era”, concluyó.

El pasado 12 de junio los cuerpos de las víctimas se encontraron con huellas de tortura dentro de un vehículo calcinado en la junta auxiliar de Santa María Nenetzintla, perteneciente al municipio de Acajete, y hasta el momento las autoridades no han emitido declaraciones en torno al móvil de los hechos.