En Australia, existe un ‘pequeño’ felino de nombre Omar que solía tener el mismo tamaño que todos los demás gatitos de su camada cuando su dueño lo llevó a su casa en 2013. Entonces, era muy singular por su tamañito; pero ahora, el Mai Cone de 1 metro y 14 kilos está postulado para hacerse con el reconocimiento del gato más largo del mundo.

Poco después de probar fama en el mundo de internet y de que nadie reportara a un felino de esta raza y tamaño, la Sra. Hirst comentó que Guinness World Records la contactó para que mandara sus medidas.

Hirst tuvo que abrir una cuenta de Instagram para Omar y una de sus fotos fue compartida en Cats of Instagram, otra cuenta donde se hizo popular tras compartirse más de 270 mil veces.

El michi tiene una rutina tranquila. Todos los días se despierta a las 5:00 de la mañana y come dos cucharadas de comida seca para gatos; más tarde toma una siesta en el trampolín y cena carne cruda de canguro.

Uno de sus desperfectos es que tira mucho pelo, aunque tiene mucho porte y personalidad. Sin embargo, la señora Hirst tiene que usar una caja de perro para llevarlo al veterinario

 

Cuando las evidencias están en las manos de Récord Guinness, pueden pasar hasta 12 semanas para obtener respuesta alguna, pero esta vez, parece que Omar lleva la ventaja de ganar.

 

Foto: Instagram