El panteón que se encuentra en la comunidad de Arenillas, en la junta auxiliar de San Francisco Totimehuacán, tiene por lo menos tres semanas sin actividad, debido a que los vecinos lo clausuraron simbólicamente ante el temor de que sepultaran ahí a personas fallecidas a causa del coronavirus.

En el portón del inmueble se colocó una lona que advierte que el pueblo milenario no permitirá el acceso a personas que hubiesen fallecido a causa de Covid-19.

Isaac Chietla Muñoz, presidente de la junta auxiliar que pertenece a la capital del estado, dijo que respalda la decisión de los habitantes como autoridad electa por ellos, por lo que no hay ningún tipo de actividad en ese camposanto.

A principios de mayo, la presidenta municipal Claudia Rivera Vivanco indicó que se realizaban trabajos de adecuación en el panteón de Arenillas –construido durante la gestión de su antecesor Luis Banck Serrato-, como previsión en caso de una saturación en el Panteón Municipal, ante los decesos de personas con Covid-19.

El alcalde auxiliar indicó que tras el anuncio los pobladores se inconformaron, pues refieren que el sitio podría convertirse en un foco de infección, por lo que decidieron clausurarlo temporalmente.

Refirió que el camposanto se encuentra a un kilómetro de distancia de la Presidencia Auxiliar de Totimehuacán, por lo que insistió en que los vecinos temen que el sepultar a personas en el lugar se convierta en un riesgo para ellos.

Refirió que solo está habilitado el antiguo panteón de la junta auxiliar y el otro permanece cerrado.

La administración municipal realiza adecuaciones en ese predio para recibir a cuerpos en caso de que se sature el inmueble de la 11 Sur, como una medida de apoyo y de previsión, se expuso.

“Es de conocimiento general que el panteón de Puebla ha ido mermando su capacidad, y en ese sentido, desde 2017 existe este otro panteón alternativo en el cual se está dando mantenimiento y en el cual podrá ocuparse una parte en caso de ser necesario…”, puntualizó, la alcaldesa el cuatro de mayo.

En este predio entregado en marzo de 2018, las entonces autoridades municipales destacaron que se trataba de un espacio de 7 mil 820 metros cuadrados, con espacio para mil 785 fosas.

Tras difundirse la clausura, el secretario de Infraestructura y Servicios Públicos, Israel Román Romano, reiteró que en la comuna no se tiene previsto utilizar este espacio para la contingencia del Covid-19.

En el inmueble, recordó sólo se realizaron labores de trazo para definir secciones, sin embargo no se han realizado acciones de excavación ni se ha utilizado el predio para los fines del panteón.

Hasta este martes, el municipio capitalino contabiliza 179 fallecimientos y un total de 1 mil 474 contagios.