La pandemia del COVID-19 vino a hacer muchos cambios y a modificar la vida de la sociedad en el mundo, y está generando una gran disrupción tanto en el mercado como en los consumidores en el corto, mediano y largo plazo.

Y como consecuencia de ello, no sólo está modificando los medios a través de los que nos comunicamos, o a través de cómo hacemos llegar la publicidad a las personas, sino que también están cambiando las personas en su forma de percibir la “nueva normalidad”, aseveró María del Carmen Williams Pellico, directora de la Facultad de Publicidad de la UPAEP.

Advirtió que con el asunto del distanciamiento social, en un inicio de la pandemia, el 81 por ciento de las marcas decidieron aplazar o parar en ese momento las campañas publicitarias que tenían planeadas; pero unas semanas después hicieron un cambio total y el 79 por ciento decidió que seguiría adelante con mensajes diferentes, “con mensajes que respondieran a las nuevas necesidades de mercado; están manejando mensajes que lleguen directamente a las personas”.

En ese sentido, dijo que la pandemia ha convertido toda esta situación en una oportunidad para los publicistas, mercadólogos y comunicólogos para innovar en el campo publicitario con estrategias de comunicación e ideas novedosas al ofrecer un servicio o producto.

En su intervención, Miguel Ángel Hernández, director adjunto de la agencia de publicidad VMas Ideas, subrayó que la comunicación con los clientes cambió de manera importante en su contacto con los clientes en este nuevo escenario, ya que la pandemia del COVID-19 está haciendo una disrupción significativa en las estrategias de comunicación y comercialización de como venían trabajando la mayoría de los hoteles en Puebla y el resto del país.

Acotó que el sector turístico ha sido uno de los sectores más afectados por esta pandemia, ya que con base a estudios realizados al menos en México y en la ciudad de Puebla, prácticamente la actividad turística se redujo a cero por ciento, es decir, los hoteles cerraron sus puertas y la actividad turística se frenó totalmente y como consecuencia de ello, los esquemas de comunicación en este sector cambiaron.

Hernández refirió que en el sector hotelero existen varias ramas en las que se puede desenvolver esta industria, desde los grandes corporativos que tienen representaciones con diferentes marcas en distintas ciudades y hasta los hoteles independientes que a través de plataformas digitales buscan tener presencia.

De igual forma, señaló que un buen número de hoteles están ofreciendo “experiencias virtuales de hospedaje, en donde el tema virtual se ha convertido en relevante para poder llegar a los clientes de forma directa”.

Abundó que los grandes corporativos han enviado una comunicación muy dirigida a todos los hoteles que tienen presencia en algunas ciudades del mundo con “mensajes que en un principio hablaban del tema compresivo, de la solidaridad y evitar temas como el de ven y disfruta, por, te entendemos, cuídate y es importante que te quedes en casa, etc., y en el caso de los hoteles independientes, también adoptaron este tipo de comunicación, para ser congruentes con la situación que se vive hasta el momento del confinamiento en este sector”.

Dijo que toda la actividad turística que quedó parada en su totalidad, en estos momentos está trabajando para comenzar a dar la bienvenida a sus clientes, porque “las personas ya están cansadas con el discurso de quédate en casa. Y por ello, la comunicación en estos momentos está comenzando a modificarse para comenzar a reactivar la economía de los hoteles y lugares turísticos en el mundo, en donde Puebla y México no son la excepción”.

Por ello, Miguel Ángel Hernández, enfatizó que la zona hotelera y lugares turísticos deben pensar y llevar adelante los nuevos protocolos de sanitización, porque “una cosa es el tema de que vas a poder regresar con nosotros en este lugar turístico y otra en la que te debemos dar certeza y confianza de que las condiciones están dadas para regresar de manera segura al lugar de tu predilección, porque es seguro y está sanitizado”.

Indicó que dentro del sector hotelero, los centros de consumo juegan un papel importante para la entrada de ingresos económicos, principalmente para los hoteles de cadena, porque ofrecen experiencias gastronómicas muy diversas como son los bufetes, que hoy en la actualidad ya no existen y tendrán que innovar en cuanto a este tipo de servicios.

“Porque cuando regresemos a esta nueva normalidad, las condiciones en los restaurantes también habrán cambiado y estos centros de consumo van a tener que modificar su experiencia de servicio”, externó Hernández.

Refrió que quien mejor conozca a su mercado, quien mejor creatividad y estrategia utilice en su discurso de comunicación y de cómo se ponga en contacto con sus clientes, tendrá mayor participación en el mercado y saldrá más rápido de esta situación.

Un factor determinante será la confianza que se brinde a los clientes con respecto a los espacios de seguridad y sanitización y que experiencia les van a ofrecer a los huéspedes en temas de hotelería que al final, deberá ser placentera y segura en todos los aspectos, reiteró Miguel Ángel Hernández.

Williams Pellico, explicó que debido al confinamiento en que se encuentra gran parte de la gente, y en comparación con el año pasado, en este momento, subió un 17 por ciento el consumo de la televisión, en un 83 por ciento la escucha la radio y el 120 por ciento de las personas está utilizando más streaming.

Por último, María del Carmen Williams invitó a todos los estudiantes que están terminado sus estudios de preparatoria o bachillerato para que el próximo 29 y 30 de mayo, participen en línea en la primera vivencia vocacional virtual UPAEP Forward a través del siguiente sitio web: www.upaep.mx/fwd.