Tal vez no aparezca en un reality show famoso recibiendo críticas de chefs a quienes todo les apetece, pero nada les agrada o no tenga su propio programa televisivo con cocina y artículos necesarios para impresionar a su público.

Jeron Comb es un reo de 31 años que se encuentra condenado a prisión de por vida, pero que a pesar de lo difícil que esa condena puede ser, nada le impide compartir sus recetas de cocina en la plataforma de Tik Tok.

Si bien sus ingredientes y productos no son precisamente de la mejor calidad, Jeron hace lo que puede con lo que tiene, hecho que lo llevó a convertir la cocina en un pastiempo.

De acuerdo con información del portal Independent.uk, actualmente se encuentra cumpliendo una pena de 70 años, además de una cadena perpetua por asesinato en primer grado.

Sí, visto crudamente su perfil es un tanto suspicaz y no es alguien con quien busques tal vez una amistad. Pero aunque esta podría ser la primera impresión, los usuarios de Tik Tok piensan distinto, pues cuenta con más de 164 mil seguidores y 1,4 millones de me gusta.

 

Necesidad, la madre de todas las invenciones

De acuerdo con el propio Jeron, fue en prisión donde aprendió a cocinar y no precisamente por gusto, más bien por necesidad.

Como podrás observar en alguno de sus videos, él no cuenta con utensilios de cocina profesionales, por lo que tiene que ingeniárselas con partes de una olla eléctrica que adhiere a su cama metálica, con lo que logra improvisar una plancha.

Las estrictas reglas del reclusorio donde está preso le permiten únicamente emplear alimentos envasados, con los que ha preparado diferentes platos que incluyen burritos, hamburguesas y tacos.

Ahora no sólo prepara su comida, sino también la de varios reclusos. 

 

Foto: Captura de Pantalla de YouTube