Estar en prisión no impide que uno deje atrás las actividades que más ama, así se trate de un oficio o un deporte. Ejemplo de esto es el brasileño Ronaldinho, quien el fin de semana pasado se proclamó campeón del torneo de futbol organizado dentro del centro penitenciario donde se encuentra recluido en Paraguay, luego de ser acusado por portación de pasaporte falso y posible lavado de dinero.

El astro que alguna vez brillara en grandes ligas europeas ahora podrá presumir que fue campeón dentro de una cárcel, en un partido donde realizó 5anotaciones y sirvió con 2 asistencias; aunque los números varían en distintos medios, no hay duda que seguramente brindó un partidazo.

Para este torneo, el premio consistió en un trofeo dorado y un cerdo de 15 kilos.

 

Fotos: Twitter / Bidonaccio – Fútbol