Durante la primera quincena de mayo la capital poblana cerró con una inflación anual acumulada de 3.49 por ciento, con una variación en el precio de productos y servicios de 0.32 por ciento, según el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC).

De acuerdo con las cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), de los 55 municipios monitoreados la ciudad de Puebla tuvo una inflación de 3.49 por ciento, ocupando el onceavo lugar nacional, superando el promedio nacional que fue 2.38 por ciento.

Lo mismo ocurrió con el municipio de Izúcar de Matamoros, que también está seleccionado por el Inegi en el monitoreo mensual, donde se informó que la inflación en esta localidad de la mixteca poblana fue de 4.33 por ciento.

Otros municipios que superan el promedio nacional fueron Tehuantepec, Oaxaca, con  5.01 por ciento; Villahermosa, Tabasco, con 4.8 por ciento; Iguala, Guerrero, con 4.42 por ciento; Jacona, Michoacán, con 4.31 por ciento; Acapulco, Guerrero, reportó 4.06 por ciento; Oaxaca, Oaxaca, 3.98 por ciento; Torreón, Coahuila, 3.74 por ciento y Córdoba, Veracruz, obtuvo 3.73 por ciento.

Al cierre de la primera quincena de mayo de este año los precios de los productos y servicios con mayores alzas fueron el chayote con 50.31; el jitomate, 36.18 por ciento; el chile serrano 19.42; el transporte aéreo aumentó 14.19 por ciento; la naranja 13.21 por ciento; el tomate verde 9.85 por ciento; la gasolina de bajo octanaje, 9.85 por ciento y la cerveza, 3.73 por ciento.

En contraste, los precios con una disminución en mayo fueron la electricidad con -21.28 por ciento; el limón -10.11 por ciento; el huevo -6.85 por ciento, la cebolla -4.34 por ciento; los refrigeradores con -2.94 por ciento, así como el pollo con -2.54 por ciento.