Por carecer de servicio de internet, apenas 65 por ciento de escolares de escuelas públicas está trabajando, estimó el integrante de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) Puebla, Jorge Cabrera Cantero, quien consideró que la pandemia por coronavirus (COVID-19) va a retrasar el aprendizaje.

Pese a que la Secretaría de Educación  de Puebla (SEP) implementó el programa Aprende en Casa, el cual  se apoya de la televisión y clases en línea –internet-,  Cabrera expuso que esto es complicado debido a que no todas y todos los niños tienen acceso a internet en sus hogares.

En el estado de Puebla, consideró que el 30 ó 35  por ciento de niñas, niños, así como adolescentes y jóvenes, no tiene acceso a redes sociales en sus comunidades, y son ellas y ellos quienes se verán más perjudicados.

En cuanto al sistema de televisión abierta, opinó que la transmisión va retrasada, es decir, desfasada, pues continúa en el bloque dos, cuando la mayoría ya va en el bloque tres.

Algunas y algunos docentes, dijo, hemos optado por hacer nuestra planeación personal, ya sea a través de las redes sociales, como Facebook, WhatsApp, correo electrónico; y ejemplificó que de sus 35 alumnos, sólo ha tenido alcance con  30, ya que el resto se fue a sus comunidades y ahí no tienen internet y no hay cómo establecer contacto con ellos.

Desde su perspectiva, se está trabajando en 60 a 65 por ciento y el resto están fuera del alcance, ya sea porque están en comunidades alejadas, no tiene internet o computadora, “la pandemia nos está retrasando a los niños, jóvenes y maestros”

Finalmente reveló que muchas y muchos docentes están siendo presionados por sus supervisores o directores, para que suban sus datos en la plataforma de la SEP, y en ocasiones, los mismos alumnos saturan los celulares de los maestros porque envían sus trabajos, o los mismos docentes no tienen acceso al internet.