La inflación anualizada, al cierre del primer trimestre del 2020, en la ciudad de Puebla fue de 4.72 por ciento, lo cual representa una disminución de 0.15 por ciento con relación a la penúltima medición del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), realizada en febrero.

El descenso de la inflación general en marzo se explica, en gran parte, por los efectos de la disminución de los precios de gasolina, y los de la pandemia de Covid-19 sobre los precios de servicios relacionados al turismo, destacó un análisis de Citibanamex

Según las cifras publicadas este día por el Inegi, la inflación en Puebla fue de 4.72 por ciento, por debajo de ciudades como Tehuantepec, Oaxaca que tuvo una inflación de 5.19 por ciento y Querétaro, que en el mismo lapso tuvo 4.76 por ciento.

Al cierre de marzo la medición que se realiza en 55 ciudades del país muestra que Izúcar de Matamoros, también en la entidad poblana, tuvo una inflación anualizada de 3.54 por ciento, lo que representa una disminución del 0.18 por ciento con relación a febrero.

De acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) realizado por el Inegi, en este mismo lapso se detectó un aumento considerable en el precio de verduras y frutas como el limón (32.39), el chile serrano (18.05) y el aguacate (15.06).

En contraste, algunos productos tuvieron una baja en los precios al consumidor como fue el caso de los nopales (14.14), la cebolla (9.64) y el tomate verde que bajó hasta  8.70 por ciento, según la medición de la dependencia.