Empleados de la Secretaría de Educación Pública (SEP) acusaron que fueron requeridos por el gobierno del estado para armar despensas para personas de escasos recursos por la contingencia por Covid-19, pero sin las medidas necesarias de sanidad.

Los inconformes mostraron imágenes de cómo este fin de semana fueron concentrados en las instalaciones del Centro Expositor para armar cientos de paquetes, pero sin que hubiera orden para que guardaran una distancia mínima de 1.5 metros, como lo señaló el gobierno federal.

La entrega de las despensas forma parte de las medidas iniciadas por el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta para atender a la población por la contingencia sanitaria. La repartición de los paquetes inició este sábado.

 

Sin sana distancia

Según se observa en el material gráfico compartido con e-consulta, los empleados, entre los que también se encuentran trabajadores de Puebla Comunicaciones, se encuentran dentro del Centro Expositor a menos de medio metro de distancia, para armar los paquetes alimentarios.

Solo algunos trabajadores estatales portaban cubrebocas, pero según se observa en las fotografías, la mayoría no contó con esa protección durante su estancia en el inmueble.

Los burócratas señalaron que fueron llamados por sus superiores para armar las despensas como un actividad más de su empleo.

Este domingo, el secretario de Gobernación, David Méndez Márquez, señaló en su cuenta de Twitter que personal de la dependencia a su cargo también acudió al armado de paquetes y mostró videos, en donde se observa que tampoco guardaron una distancia de 1.5 metros, aunque las personas que aparecen en el gráfico sí portaban cubrebocas.

 

Aunque en sus conferencias de prensa, el gobernador ha sido cuestionado sobre la cantidad de recursos destinada a los paquetes alimentarios, esa información no ha sido proporcionada y tampoco el costo unitario de los paquetes y su contenido.

Según se observa en fotografías, los paquetes contienen arroz, cacahuate, amaranto, atún, haba, frijol, papel higiénico y botellas de aceite comestible y de cloro. Cada uno tiene en total 13 productos.

Fotos: Patricia Méndez