Monclova o el desastroso manejo del IMSS y de López-Gatell de un caso en donde dos personas perdieron la vida, y una veintena más se contagiaron dentro de un hospital. Esta es una reconstrucción de ese brote.

 
Al mediodía del 22 de marzo, el comunicado sobre la pandemia que dos veces al día publica el gobierno de Coahuila daba cuenta de un caso confirmado de covid-19 en el estado, ahora en la ciudad de Monclova, a 200 kilómetros de la capital coahuilense.
 
Era de esperarse. A esa fecha, nueve casos se habían confirmado en Saltillo y Torreón, de modo que sonaba lógico que el virus llegara a la tercera ciudad más grande del estado. El paciente, indicaba el comunicado, tenía antecedentes de viaje a Estados Unidos.
 
El de ese día era un boletín de rutina. Pero en realidad se trataba de un aviso de una tragedia: menos de una semana después, los casos de Monclova constituirían el mayor brote masivo de covid-19 en un hospital del país, con 21 de sus trabajadores contagiados.
 
De paso, Monclova (población: 380 mil habitantes) se convertiría en la ciudad mexicana con mayor tasa per cápita de la enfermedad, y el caso dejó al descubierto la incapacidad del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para atender adecuadamente a un paciente, lo que provocó contagios entre su personal, y para canalizar información confiable a los tomadores de decisiones en Ciudad de México, que a su vez fallarían al reportar a la ciudadanía sobre ese brote. Enseguida una reconstrucción del caso realizada por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.
 
El chofer que vino de Piedras Negras

Este brote de coronavirus, que hasta ahora se ha cobrado dos vidas, comenzó cuando un paciente, de oficio chofer de tráiler que residía en Piedras Negras, pero realizaba frecuentes viajes a Monclova, fue ingresado en el área de urgencias del Hospital General de Zona No. 7 del IMSS. Tal evento ocurrió el 15 de marzo, de acuerdo con una carta que médicos y enfermeras del hospital publicaron en redes sociales a finales de ese mes para denunciar la grave situación que vivían en el hospital.
 
Esa carta, cuya autenticidad ha sido verificada con trabajadores del hospital, comenzó a circular el lunes 30 de marzo y daba cuenta de un paciente contagiado, de la ausencia de equipo de protección en la clínica y de lo que los trabajadores veían como un intento por parte del gobierno federal de culpar a los médicos del desastroso manejo de un caso en el que ya fallecieron el chofer y uno de los doctores que lo trató.
 
“No se necesitan conocimientos médicos para saber dónde estuvo la responsabilidad”, dijeron los trabajadores.


Puedes revisar la investigación completa al dar clic aquí.

Esta información fue publicada originalmente por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad en: https://contralacorrupcion.mx/coronavirus-paciente-cero-imss-coahuila/