Ante el avance de la Fase 2 del Covid-19 y frente a la emergencia sanitaria que declaró el gobierno de la República, el gobierno del Estado de Puebla y algunos ayuntamientos del estado han tomado acciones preventivas como los cierres parcial o total de diferentes parques y espacios públicos.

Personas que insisten en permanecer en lugares al aire libre en parques y jardines del Centro Histórico, son conminadas por elementos de la Policía Municipal a retirarse y cumplir su resguardo domiciliario.

El gobierno estatal recomendó  “el cierre preventivo y parcial con la reducción de un 50% del aforo de espacios de reunión pública como parques y museos”.

Por su parte, el ayuntamiento de Puebla había ya determinado el cierre de los parques Centenario, Cerro de Amalucan, y el polideportivo, el bioparque La Calera y la Laguna de Chapulco. De forma parcial se cerró el Parque Juárez, en donde solo se permite el acceso peatonal. 

Por su parte, el ayuntamiento de Acatlán de Osorio determinó el cierre de su zócalo, así como el parque de San Luis hasta que la contingencia sanitaria culmine. Autoridades municipales señalaron que esta medida fue determinante ante la situación de salud que se está viviendo, dado que muchas personas hacen caso omiso del resguardo domiciliario.

Desde temprano Seguridad PúblicaProtección Civil y Vialidad municipal cercaron el parque y se invitó a la ciudadanía que se encontraba allí a regresar a sus hogares, aunque algunos ciudadanos hicieron caso omiso a esta acción de prevención.