Personal de la Fiscalía General del Estado, con apoyo de la Policía Estatal, realizó un operativo en un inmueble ubicado en la calle 3 Norte, entre 8 y 10 Poniente, conocido coloquialmente como la "Maldita Vecindad", así como en unos locales aledaños donde presuntamente se decomisó piratería.

De acuerdo con reportes policiales, fue alrededor de las 23:00 horas del miércoles 1 de abril que elementos de la Fiscalía General del Estado arribaron hasta la calle 3 Norte para realizar el operativo en dicho inmueble a través de una orden de cateo.

A fin de poder realizar las pesquisas de forma adecuada recibieron el apoyo por parte de elementos de la Policía Estatal, los cuales desplegaron un operativo para bloquear las calles transversales a las 3 Norte, desde la 6 hasta la 14 Poniente.

Una vez que las vialidades estuvieron aseguradas, los agentes ministeriales procedieron a realizar el cateo en la llamada maldita vecindad para después comenzar a botar candados y abrir las cortinas de algunos locales aledaños ubicado sobre la misma 3 Norte

Aunque de forma oficial no se ha dado el resultado de este operativo que concluyó alrededor de las 3:00 horas de este jueves, e-consulta pudo constatar que los agentes ministeriales sacaron varias bolsas de plástico negras con lo que se presume sería mercancía de procedencia ilícita, de la denominada piratería.

Del mismo modo, hasta ahora, no se ha precisado si hubo personas detenidas por este hecho, como ocurrió en un cateo realizado el 19 de noviembre del año pasado donde elementos ministeriales detuvieron a varias personas en posesión de drogas.

El operativo realizado esta noche sería el segundo en menos de una semana que se realiza por parte de la Policía Estatal y en este caso de la Fiscalía General del Estado sin la participación de agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana del municipio de Puebla.

Cabe recordar que a través de un decreto el gobernador Miguel Barbosa Huerta se hizo del control de esta dependencia para tomar las riendas de la seguridad en la capital poblana, esto luego de que la presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco, se negó a nombrar a Carla Morales Aguilar como titular del área por sus vínculos con Ardelio Vargas Fosado.